¿Qué tipos de marihuana existen?  Especies, cepas y variedades de cannabis

Tipos de marihuana en un dispensario. Cada variedad de marihuana tiene unas propiedades únicas.

Los tipos de marihuana generan confusión y hay falta de consenso en su clasificación. Incluso, realizando una simple búsqueda en internet, nos sorprende encontrar en los primeros resultados información totalmente obsoleta. Y es normal: ni los científicos se ponen de acuerdo. 

En el post de hoy, descubrirás qué son los tipos de marihuana, las cepas y las variedades de cannabis. Te explicaremos por qué “indica”, “sativa” y “ruderalis” ya no se utilizan, y descubrirás cómo se consiguen los tipos de marihuana de alta calidad que puedes comprar hoy día.

Introducción a los tipos de marihuana: especies, cepas y variedades

La planta del cannabis es increíblemente diversa en términos de su genética y apariencia. Cada planta tiene una combinación única de genes que resulta en diferencias en su forma, tamaño, color, contenido cannabinoide y aromas. Esta diversidad genética permite que la planta produzca una amplia variedad de compuestos y genere ejemplares muy diferentes entre sí. 

A lo largo de siglos, los seres humanos han aprovechado esta característica del cannabis para experimentar con la planta mediante cruces y mejoras genéticas, que ha dado como resultado las flores de CBD que puedes encontrar en nuestra tienda de cannabis, así como otros cientos de tipos de marihuana con y sin THC, de todas las formas y colores imaginables.  

¿Qué es exactamente un tipo de marihuana?

Cuando hablamos de tipos de marihuana, nos referimos a una combinación de términos interrelacionados: la especie, las cepas y las variedades de cannabis. Estos conceptos están estrechamente vinculados y se utilizan para describir las distintas categorías que existen dentro del mundo de la marihuana.

Especies de cannabis: Sativa, Indica y Ruderalis

Todas las variedades de cannabis, incluyendo el cáñamo industrial y la marihuana, pertenecen a una misma especie: Cannabis sativa. Aunque existen diferencias entre estas plantas, todas pueden cruzarse y producir descendencia fértil, lo que, por definición, las convierte en la misma especie (1). Por tanto, la existencia de tres especies de cannabis (Cannabis sativa, Cannabis indica, Cannabis ruderalis) está totalmente descartada.

Tampoco es correcta la separación en especies según la forma de las hojas de marihuana o la altura de la planta (1, 2). En internet podrás encontrar páginas que mencionan la existencia las tres especies sativa, indica y ruderalis. Aunque está anticuada, no es información absurda: tiene una base histórica interesante. Cogiendo como referencia uno de los monográficos actuales más detallados sobre la clasificación del cannabis (1), te lo resumimos a continuación: 

Cannabis sativa: La única especie aceptada

Antiguamente, en Europa, se utilizaba el cáñamo por su fibra y para obtener semillas y aceite. En 1753, Linneo denominó a esta planta como Cannabis sativa (“sativa” = cultivada). Más tarde, en 1785, el botánico Lamarck describió un tipo de cannabis de la India que se usaba con fines narcóticos y presentaba cogollos grandes, llamándolo Cannabis indica (“indica” = de la India). Los diferentes usos que se daban a la planta hacían que se desarrollaran en ellas variaciones genéticas y características distintas. En otras palabras, la domesticación del cannabis dio origen a plantas aparentemente distintas

Pero la domesticación, según los taxónomos y el propio Linneo, no da origen a nuevas especies, sino a variaciones dentro de la misma. Por este motivo, Cannabis sativa es la única denominación aceptada para la planta del cannabis, que agrupa tanto el cáñamo industrial, como los diferentes tipos de marihuana. Profundizamos sobre el tema en el post sobre las diferencias entre el cáñamo y la marihuana

Cannabis indica: el tipo de marihuana que descubrió Lamarck en la India

Cannabis indica no es una especie botánica aceptada, aunque se ha propuesto como subespecie para designar plantas con alto contenido en THC (el compuesto psicoactivo de la marihuana) y moderado en cannabidiol (CBD). 

Por otro lado, a nivel comercial, se dice que las variedades de “efecto indica” tienen efectos corporales relajantes, para el alivio del dolor, el insomnio y la ansiedad. En contraste, también se habla de variedades de “efecto sativa”: variedades con alto contenido en THC, de efectos mentales estimulantes y eufóricos, que se usan para el alivio del estrés, la depresión y la falta de apetito. En cualquier caso, los supuestos efectos sativa e indica son conceptos que escapan de la botánica, reclamos puramente comerciales y que además presentan cierta controversia. Si te interesa, hablamos de ello en las diferencias entre indica y sativa.

Cannabis ruderalis: una denominación obsoleta

Cannabis ruderalis es una especie propuesta por el botánico ruso Yanischevsky en 1924 a partir de ejemplares de cannabis silvestres que crecían de forma espontánea fuera de los cultivos. Estas plantas estaban adaptadas a estaciones cortas y, por lo tanto, no tenían tiempo para crecer y hacerse grandes y vigorosas. Hoy día se considera que la especie C. ruderalis no existe (ni como especie, ni como subespecie o variedad), sino que simplemente son plantas de cannabis que se han desarrollado en un entorno estresante (se ve que incluso el propio Yanischevsky observó que las plantas de su supuesta especie alcanzaban alturas de 2 metros o más cuando estaban bien abonadas).

Entonces, ¿Cómo designamos a las plantas de cannabis silvestres? Como resumió De Meijer (4), la planta de Cannabis actual es el resultado de un largo, extenso y complejo proceso de domesticación por parte de los humanos. La hibridación, mezcla o variación genética actual es tan grande, que se ha difuminado cualquier patrón evolutivo natural. Por ello, se cuestiona que en la actualidad existan tipos de marihuana “realmente” silvestres.

Información clave: con lo que debes quedarte

Dado que sólo hay una especie Cannabis sativa, cuando hablamos de “tipos de marihuana” estamos hablando de variedades comerciales, no nos referimos a ningún concepto botánico. En la vida diaria, las cepas y las variedades son los términos más comunes para referirse a tipos de marihuana.

Tipos de marihuana actuales: Cepas y variedades de marihuana

Todos los tipos de marihuana que conocemos se han conseguido mediante un proceso de mejoramiento genético llamado selección artificial, en el cual los cultivadores y breeders cruzan determinadas plantas de marihuana para conseguir características deseadas, como flores con cogollos grandes, perfiles cannabinoides determinados (dominancia THC, CBD, etc.), resistencia a las enfermedades y rendimiento. Así se crearon variedades como la Blue Dream CBD, conocida por su sabor dulce y afrutado, con notas de arándanos y bayas.

Este desarrollo es debido a una combinación de varios factores, entre ellos, la genética de la planta, conjuntamente con mejoras en las condiciones y técnicas asociadas al tipo de cultivo.

Diferencias entre cepa y variedad de marihuana

La diferencia entre cepas y variedades puede ser complicada, debido a la falta de una terminología estándar y la influencia del lenguaje común en la industria del cannabis. La mayoría de veces, los términos se usan indistintamente. 

En principio, las cepas de marihuana representan una línea genética específica, mientras que las variedades son una subdivisión basada en características físicas y contenido cannabinoide. A diferencia de las cepas, las variedades no están necesariamente vinculadas a una línea genética específica.

Cada cepa tiene su propio nombre y se considera única en términos de genética y perfil químico: Purple Haze, White Widow…

O al menos, esa es la teoría. Tras el análisis de diferentes productos del mercado de marihuana recreativa (3), se ha visto que la mayoría de tipos de marihuana con el mismo nombre presentan una genética diferente. Esto es debido a que las denominaciones comerciales no siguen una categorización estándar. Al final, son los cultivadores los que bautizan las cepas según su criterio. Esto provoca que en el mercado haya 40 Purple Haze con genéticas totalmente distintas. 

A nivel comercial, “cepa” se suele utilizar para referirse a variedades de marihuana, o para indicar la progenie de una determinada variedad: purple strains (marihuana morada), white strains (tipo de marihuana con cogollos blancos)… Existen varias cepas míticas de marihuana que se han ganado un estatus legendario en la comunidad cannábica mundial. Algunas de las más reconocidas incluyen Skunk #1, Haze, White Widow, OG Kush y Purple Haze.

Marihuana Kush: Aprende sobre esta cepa de Cannabis indica. 

 El breeding de marihuana

Este proceso de mejoramiento genético de la marihuana se conoce como breeding de marihuana. El breeding moderno se beneficia de los avances en la genética y la biotecnología, pero, en realidad, el mejoramiento de la marihuana viene de mucho antes: se ha hecho de forma secreta y empírica, en armarios, garajes y sótanos, la mayor parte de la historia moderna del cannabis

En la actualidad, el breeding de marihuana ha experimentado avances significativos debido a la legalización y regulación de su cultivo en diferentes países. Gracias a la tecnología actual y a la valiosa herencia genética de años de cultivo clandestino, ha sido posible desarrollar nuevos tipos de marihuana con perfiles químicos nunca antes vistos. Así, la marihuana ha pasado del 4% al 35% de THC en menos de tres décadas

La diversidad de tipos de marihuana se refleja en la amplia gama de aromas, formas y colores que encontramos actualmente en el mercado. Algunos ejemplos incluyen variedades como: Lemon Haze CBD (aroma cítrico), Zkittlez CBD (dulce como los caramelos Skittles ®), Gorilla Glue CBD (por el olor a pegamento) y Sour Diesel CBD (diesel agrio). 

¿Cómo se desarrollan los diferentes tipos de marihuana?

Tipos de marihuana en un dispensario. Cada variedad de marihuana tiene unas propiedades únicas.

Los tipos de marihuana actuales se han desarrollado mediante selección artificial, es decir, seleccionando las plantas de características deseadas para producir una progenie igual. Aquí te contamos el proceso: 

1 – Selección de padres

La marihuana es una planta dioica, lo que significa que presenta ejemplares macho y hembra. Para reproducirse, es necesario cruzarlos y así la planta hembra producirá semillas con una mezcla genética de ambas. Por tanto, el primer paso es seleccionar las plantas de marihuana macho y hembra que servirán como padres para el cruce. Estas plantas son variedades seleccionadas por tener características deseadas, como aroma, contenido cannabinoide o un crecimiento vigoroso.

2 – Cruce de variedades

Una vez seleccionados los padres, se realiza el cruce de variedades. Esto implica la polinización controlada de la planta hembra. Las flores femeninas de las plantas de marihuana hembras (lo que serían los cogollos) se fecundan con el polen de las plantas macho para que produzcan semillas. Cada semilla puede heredar diferentes rasgos genéticos, lo que da lugar a cierta diversidad genética dentro de la progenie. 

3 – Observación y selección de características

Después de realizar el cruce, es necesario observar cuidadosamente las plantas hija resultantes. Cada semilla tiene el potencial de desarrollarse en una planta con características únicas, aunque pueden mostrar similitudes. Convendrá ver si la progenie tiene esas características específicas que buscamos, como mayor producción de resina o un aroma particular. Las plantas que exhiben las características deseadas se seleccionan para futuros cruces y reproducción.

4 – Estabilización de la línea genética

Una vez que se han seleccionado las plantas con las características deseadas, se trabaja en la estabilización de la línea genética. Esto implica realizar cruces entre las plantas seleccionadas durante varias generaciones, con el fin de fijar las características genéticas deseadas y minimizar la posible variabilidad.

5 – Pruebas y refinamiento

Durante el proceso de desarrollo de los tipos de marihuana, se llevan a cabo pruebas exhaustivas para evaluar la calidad y consistencia de las características deseadas. Esto implica cultivar las plantas en diferentes condiciones y realizar análisis de laboratorio para determinar los perfiles de cannabinoides y terpenos.

6 – Reproducción y distribución

Una vez que se ha logrado estabilizar y refinar la línea genética, se procede a la reproducción y distribución de las nuevas variedades de marihuana. Esto implica la producción de semillas y su comercialización a través de bancos de semillas.

Las mejores variedades de flores de CBD de Europa

En Cannactiva hemos desarrollado las mejores de flores de CBD de Europa:

Debate: Controversia sobre la clasificación de los tipos de marihuana

La clasificación de los diferentes tipos de marihuana es un tema complejo y controvertido. No hay consenso sobre cómo clasificar los diferentes tipos de cannabis, y no hay perspectivas de acuerdo. Incluso el padre de la taxonomía, Linneo, se mostró reacio en aplicar un método binomial a las especies domesticadas que pueden presentar formas distintas a las silvestres, como es el cannabis. El debate viene de siglos atrás: ya fue planteado por Charles Darwin en “El Origen de las Especies”.

Propuesta: Subespecies y variedades para clasificar los tipos de cannabis 

En 1976, Small y Cronquist propusieron agrupar los tipos de marihuana en subespecies y variedades según su contenido de THC y su origen (plantas cultivadas o espontáneas). Esta podría ser la primera aproximación a la idea de quimiotipo actual. Se propuso:

  • La subespecie “sativa” para plantas con bajo contenido en THC (0,3-1%) y por tanto con efectos no psicoactivos: C. sativa subsp. sativa var. indica (cultivadas con bajo contenido en THC) y C. sativa subsp. sativa var. spontanea (silvestres con bajo contenido en THC). 
  • La subespecie “indica” para plantas con alto contenido en THC y efectos psicoactivos intensos: C. sativa subsp. indica var. indica (plantas cultivadas altas en THC) y C. sativa subsp. indica var. kafiristanica (silvestres altas en THC). 

Aunque es posible ver esta denominación en algunos estudios, la amplia mayoría de veces se usa sólo el nombre de la especie Cannabis sativa L.

Propuesta: Cepas para clasificar los tipos de marihuana

La industria de la marihuana utiliza mucho el término “cepas” para referirse a una genética específica o para publicitar la progenie de una variedad en particular. 

Dado que no hay consenso en una clasificación “oficial”, los bancos de semillas de marihuana etiquetan cada variedad con el nombre de una cepa y un código. Esta información va asociada a datos como la genética, contenido cannabinoide, aroma y tiempo de floración. Esto ayuda a diferenciar los tipos de marihuana que se ofertan por sus características y permite a los cultivadores seleccionar las semillas según sus preferencias. 

El uso de cepas o nombres de variedades para identificar distintos tipos de marihuana es muy útil para los cultivadores. 

Pero no hay una genética “universal” que defina una White Widow, o una Purple Haze. Esto se refleja en el análisis de las distintas variedades de marihuana que se venden en los dispensarios de Estados Unidos, que revela que cada cepa comercial presenta una genética y composición distintas, a pesar de llevar el mismo nombre (3). 

Cada banco de semillas tiene cepas y variedades de características únicas, que pueden ser distintas a las de otro banco de semillas, aunque lleven el mismo nombre comercial. 

Por tanto, aunque el sistema de cepas y variedades comerciales es útil y se usa en la actualidad para, digamos, predecir el resultado de un cultivo, no existe una definición estándar o clasificación “universal” de cepas de marihuana: cada banco de semillas o cultivador usa la suya propia. 

Propuesta: Quimiotipo para clasificar los tipos de marihuana

El quimiotipo es una forma de clasificar los distintos tipos de marihuana según su perfil químico o fenotipo químico, es decir, las concentraciones de cannabinoides y terpenos presentes en la resina o aceite esencial

Esta propuesta parece la más ampliamente aceptada por la comunidad científica porque se presenta como una forma estándar de distinguir las variedades. Es muy útil, por ejemplo, en estudios sobre cannabis medicinal. Sería un primer paso para investigar las interacciones de los distintos componentes del cannabis en su efecto terapéutico, lo que se conoce como efecto séquito

En resumen…

  • La vasta mayoría de científicos y expertos coinciden en que sólo hay una especie: Cannabis sativa L. Existen propuestas alternativas de clasificación, como las subespecies “indica”, “sativa” y distintas variedades, pero el quimiotipo parece ser el enfoque más aceptado.
  • A nivel comercial, se utilizan nombres de cepas y variedades de marihuana. Estas categorías son útiles y prácticas, y ampliamente utilizadas por los cultivadores. Cada banco de semillas desarrolla y bautiza sus propias genéticas (no son “universales” o “estándar”). 
  • Los tipos de marihuana que ves en las tiendas son fruto del breeding de marihuana, que ha permitido desarrollar variedades con perfiles genéticos y químicos increíbles. 

Hasta aquí el tema de los distintos tipos de marihuana, toda la información y la controversia que rodea este tema, que no es precisamente breve. Esperamos que hayas aprendido en este viaje a través de las variedades de cannabis. Ya sólo te queda experimentar los tipos de marihuana con tus propias manos!

Referencias
  1. Small, Ernest (2015). Evolution and Classification of Cannabis sativa (Marijuana, Hemp) in Relation to Human Utilization. The Botanical Review, 81(3), 189–294. doi:10.1007/s12229-015-9157-3 
  2. Vergara D, Feathers C, Huscher EL, Holmes B, Haas JA, Kane NC. Widely assumed phenotypic associations in Cannabis sativa lack a shared genetic basis. PeerJ. 2021 Apr 20;9:e10672. doi: 10.7717/peerj.10672. PMID: 33976953; PMCID: PMC8063869.
  3. Smith CJ, Vergara D, Keegan B, Jikomes N. The phytochemical diversity of commercial Cannabis in the United States. PLoS One. 2022 May 19;17(5):e0267498. doi: 10.1371/journal.pone.0267498. PMID: 35588111; PMCID: PMC9119530.
  4. De Meijer, E.P.M. The Chemical Phenotypes (Chemotypes) of Cannabis. Pertwee, R., Ed., Handbook of Cannabis, 2014. Oxford University Press, Oxford, 89-110. https://doi.org/10.1093/acprof:oso/9780199662685.003.0005

Información sobre los tipos de marihuana (preguntas frecuentes)

¿Cuántos tipos de marihuana existen?

Los tipos de marihuana se pueden clasificar de muchas maneras. Según su denominación botánica, sólo existe una especie Cannabis sativa L. (las denominaciones Cannabis ruderalis y Cannabis indica son obsoletas y no están aceptadas). Según su genética, hay tipos de cannabis más cercanos a las plantas de cáñamo industrial que a las de tipo marihuana. Según el tipo de cultivo, si ha sido cultivada indoor (cultivo interior), outdoor (exterior) o greenhouse (invernadero). 
Según los efectos que produce, si se le atribuye un efecto indica o sativa, sedativo o energético. Según nombres de variedades de marihuana comerciales, aunque no son un método muy confiable para agruparlas. Según su denominación legal, las plantas con un porcentaje de THC determinado se consideran automáticamente droga ilegal. Esto trae problemas incluso a los productores de cáñamo industrial que sobrepasan los ridículos límites legales permitidos de THC.

¿Cuál es el origen de los distintos tipos de marihuana?

Todas las plantas de marihuana tienen un ancestro común, la planta Cannabis sativa. A través de las técnicas de agricultura, se ha conseguido el desarrollo de distintos tipos de plantas, con genéticas y fenotipos diversos, que permiten un mercado de variedades de cannabis extraordinariamente rico.

¿Cuál es el tipo de marihuana más potente?

Si piensas que la marihuana más potente es aquella con mayor porcentaje en THC, probablemente estás equivocado. No hay forma de adivinar el tipo de marihuana más potente porque el efecto depende de diversos factores, como por ejemplo, la variedad y cantidad de compuestos distintos que contiene (efecto séquito). Además, se pueden observar diferencias interindividuales, según el consumidor.

¿Qué es la marihuana feminizada?

La marihuana feminizada es un tipo de semilla donde no se encuentra el cromosoma Y. La planta del cannabis, así como los humanos, tiene cromosomas sexuales, y las hembras son XX y los machos son XY. La planta también tiene individuos monoicos que al parecer tienen unos cromosomas muy similares a los de las hembras. Tanto los machos como las hembras de algunas variedades pueden producir flores del sexo opuesto cuando son tratados con quimicos como el nitrato de plata o el etefón (o incluso cuando se les cambia el regimen de luz, o la temperatura), a esto se le llama reversión sexual (sex reversal en inglés). Cuando una hembra es fertilizada con su propio polen o con el polen de otra hembra después de una reversión sexual, las semillas que se producen no tienen un cromosoma Y. Estas semillas se llaman feminizadas ya que es poco probable que produzcan machos. Ahora, existe una posibilidad, aunque al parecer baja, de que estas hembras feminizadas puedan producir polen o sean monoicas, pero por lo general las semillas feminizadas prometen un 99,9% de probabilidades de que sólo obtengas plantas hembra. Sin duda, las semillas feminizadas son la opción preferida de los cultivadores que quieren maximizar su rendimiento y asegurarse de que no se pierden ningún cogollo.

¿Qué son las cepas de marihuana CBG?

El CBG o cannabigerol es uno de los varios cannabinoides del cannabis, considerado el precursor de los cannabinoides THCA y CBDA descubierto hace relativamente poco. Como todos los cannabinoides, la planta lo produce en forma ácida, conocido como ácido cannabigerólico (CBGA). Este, al calentarse, pasa a su forma neutra CBG debido a la descarboxilación. Las cepas de marihuana ricas en CBG son aquellas que se han desarrollado selectivamente para su mayor contenido en este cannabinoide, como White CBG, Super Glue CBG y Jack Frost CBG. Además, las plantas de marihuana jóvenes presentan mayor contenido en CBG, debido a la transformación de CBG en otros cannabinoides en las plantas más desarrolladas.

¿Qué es la marihuana autofloreciente? 

Las variedades de cannabis autoflorecientes son un tipo especial de plantas que no necesitan la luz del sol ni el cambio de fotoperiodo para iniciar la floración. En su lugar, empiezan a florecer tras alcanzar una edad determinada por la variedad, entre 27 y 45 días.

Dra. Daniela Vergara
Investigadora y catedrática | Especialista en cultivos emergentes y consultora de cannabis

Mi Cesta0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Podemos ayudarte?
Atención de Whatsapp (Lunes-Viernes/ 11am-18pm)