Regulación del Cáñamo y el CBD en España - Cannactiva

Regulación Integral del Cáñamo en España: Desafíos y Oportunidades

Reunión en Madrid, España

La regulación del cáñamo ha cobrado especial relevancia en España en los últimos días debido a los comentarios de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, contra la venta de CBD. En este contexto, ayer, 27 de mayo de 2024, se celebró en Madrid la segunda edición de los Cannabis Breakfast sobre la regulación del cáñamo industrial en España. Fue una sesión organizada por el CannabisHub y la Cátedra de Drogas Siglo XXI, con el objetivo de promover la educación, la regulación responsable y la innovación en torno al sector del cannabis para el desarrollo de una industria ética y sostenible. 

Este artículo ofrece una perspectiva detallada, técnica e informada, sobre la situación actual del sector del cáñamo y el CBD en España, con expertos de referencia tanto a nivel nacional como europeo. 

Este artículo es un extracto de la charla entre expertos realizada en Madrid en mayo 2024. Vídeo disponible en YouTube.

Contexto normativo del cáñamo y el CBD en España

La regulación del cáñamo y sus derivados como el cannabidiol (CBD) es una realidad en Europa que aún no se ha materializado en España, con la consecuente pérdida de oportunidades y de competitividad de las empresas españolas, que se encuentran en clara desventaja con respecto a los demás países miembros. La falta de regulación y la visión prohibicionista de ciertas administraciones en España han creado incertidumbre legal para operadores del sector español y usuarios.

Araceli Manjón-Cabeza Olmeda, Exdirectora del Gabinete del Plan Nacional Sobre Drogas de España, Catedrática de Derecho Penal y Directora de la Cátedra de Drogas Siglo XXI de la UCM, expone que hay una falta completa de marco normativo que genera inseguridad jurídica en el sector. Ante la falta de regulación específica, España aplica una normativa que está contemplada para estupefacientes, a una sustancia que no es estupefaciente, como son las flores de cannabis no psicoactivo o el CBD

Esto además, produce una situación absolutamente inverosímil, en la que España permite la importación de productos de cáñamo y CBD desde países miembros de la Unión y su comercialización dentro del país, pero a la vez, impide la producción nacional. Una situación paradójica, en la que la flor de cáñamo y el CBD se puede comprar y vender dentro del territorio español, pero no se permite el cultivo en el país, perjudicando los intereses de los agricultores y de los empresarios españoles.

Enfoque prohibicionista e interpretación de la Convención Única

En 2016, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se posicionó a favor de promocionar las interpretaciones flexibles de la Convención y admitir las soluciones nacionales, abogando por revertir la inercia prohibicionista del último medio siglo. Eso es lo que permite que algunos países o territorios hayan reglamentado el cannabis psicoactivo para uso adulto. Además, en 20217 la OMS se pronunció sobre el CBD, declarando que no es adictivo ni peligroso, es bien tolerado Y con un buen perfil de seguridad, y no produce efectos psicoactivos. También, recomendó que el CBD, incluyendo la flor de cáñamo, no fuesen sustancias controladas bajo la Convención, dado su bajo riesgo de abuso y dependencia y sus potenciales aplicaciones.

Análisis de la Convención Única y la Ley de Estupefacientes Española 

La situación en España parte de la errónea consideración de que el cáñamo y el CBD son estupefacientes. Analizando la Convención Única de 1961, vemos que no es tan taxativa. Esa consideración de que es Cannabis todo lo que pertenece al género cannabis, debe ser primero de todo contextualizada. En segundo lugar, tiene exclusiones, y tercero, tiene una excepción.

Araceli Manjón-Cabeza Olmeda expone brevemente el razonamiento legal por el cual la flor no psicoactiva del cáñamo y el CBD no pueden ser considerados estupefacientes:

Ampliar información: Análisis legal de la Convención Única y de la Ley de Estupefacientes Española

Contextualización

La Convención Única define que “toda planta de género Cannabis” entra dentro de la fiscalización. Sin embargo, esta definición va precedida de un párrafo introductorio en el que se indica “salvo que el contexto exija otra interpretación”. Los autores de la Convención desconocían el CBD, y según la experta, el contexto exige otra interpretación. Araceli Manjón-Cabeza comenta que esta misma línea es la que subrayó el TJUE en 2020 (caso Kanavape), en el que se indica que no se haga una lectura literal e incompleta de la Convención. Ella propone una lectura completa, literal, sistemática y teleológica. En resumen, aunque cáñamo y CBD provengan de la planta de cannabis, la contextualización indica que no son sustancias estupefacientes.

Exclusiones

La Convención habla de las exclusiones, que son: (1) los casos en los que ya se ha extraído la resina, las semillas y las hojas de cáñamo, y (2) el cáñamo, en el artículo 28.2. El artículo 28 se puede interpretar como que describe algunos de los fines que eluden la fiscalización, e indica: “cáñamo (fibra y semillas) y usos hortícolas”. “Cabe hacer la interpretación que esos fines son ejemplificantes, y que no se están excluyendo otros fines industriales”.

En este punto, Araceli Manjón-Cabeza hace un paréntesis para comentar la Ley española de Estupefacientes (1967). Esa regulación es antigua porque habla del consumidor como toxicómano, es decir, no admite un consumo no problemático de drogas. Además, dice que al toxicómano se le trata como a un enfermo mental. “Hoy sabemos que el 95% de consumidores de drogas no son problemáticos, y el otro 5% no son necesariamente enfermos mentales”.

Cuando traspone el artículo 28 de la Convención Única, esta ley tiene dos cosas que la distinguen. Primero, elimina las finalidades hortícolas. Ahí es donde muchos se aferran para decir que el cultivo de cáñamo no está permitido en España. Sin embargo, cuando la ley habla de fines industriales, no pone entre paréntesis “fibra y semillas” [como en la Convención Única]. Es decir, la ley de estupefacientes no está excluyendo fines que no sean fibra y semillas. Por tanto, está admitiendo otros fines industriales, porque de otro modo, lo habría restringido. 

Excepción

Finalmente, la excepción en la Convención es el artículo 29. La experta en Derecho Penal no lo utiliza como fundamentación para decir que el CBD y el cáñamo no son estupefacientes, sino que lo usa como argumento de mayor a menor. El motivo es que ese artículo parte de que estamos ante un estupefaciente, el cual se puede desnaturalizar o, por otros medios, impedir los fines nocivos. Sin embargo, aunque el cáñamo y el CBD no son estupefacientes, vale para decir que si está contemplado y permitido desnaturalizar un estupefaciente, también tendrá que estar permitido un producto o una planta que está desnaturalizada en origen, desde la semilla.

La Convención del 71 nos lleva a la misma conclusión. Solo está fiscalizado el THC (Delta-9-THC y sus isómeros o variantes químicas). El CBD no está fiscalizado.

Marco Regulatorio Europeo

La decisión marco 2004/UE que regula los requisitos mínimos del delito de tráfico de drogas originalmente definía las drogas como las sustancias listadas por las Naciones Unidas. Sin embargo, llegó un momento en que fue muy insuficiente, con el auge de las drogas de síntesis o de diseño, y la Unión Europea modificó la decisión marco para introducir a las listas otras dos entradas: nuevas sustancias psicotrópicas y mezclas de nuevas sustancias psicotrópicas. Esas dos listas ya se han ampliado 5 veces, y están llenas de los llamados cannabinoides sintéticos. En ninguna modificación ha entrado el CBD en esta clasificación. Por tanto, en el ámbito de la Unión Europea, tampoco está fiscalizado el CBD.

La planta del cáñamo está regulada en la política europea, incluso es, bajo condiciones, subvencionable. Se puede debatir si la regulación es satisfactoria o no, pero está claro que en el ámbito de la Unión Europea no hay fiscalización. La sentencia del TJUE 2020 lo dice con claridad: el CBD natural de planta entera no es psicotrópico, no es estupefaciente y no es psicoactivo, forma parte del comercio de la Unión, y cualquier prohibición o de efecto equivalente, es contraria al tratado de funcionamiento.

En este punto, Araceli Manjón-Cabeza destaca que la sentencia prejudicial es la interpretación del Derecho de la Unión. Esa interpretación de los preceptos que regulan los derechos de mercancías de la UE, es vinculante para todos los estados miembros

Finalmente, la Catedrática en Derecho Penal española nos explica que en España hay una normativa muy precisa para declarar una sustancia estupefaciente, aunque no esté declarada en la UE ni en ONU, que ya se ha utilizado para declarar estupefacientes determinadas sustancias. En ninguna de las modificaciones realizadas, el CBD aparece en esas listas. 

Araceli Manjón-Cabeza Olmeda, Catedrática de Derecho Penal
Araceli Manjón-Cabeza Olmeda, Catedrática de Derecho Penal de la Universidad Complutense de Madrid, argumenta por qué el CBD y la flor de cáñamo no psicoactivo no pueden ser considerados estupefacientes.

En resumen, Araceli Manjón-Cabeza Olmeda explica que ni la flor no psicoactiva ni el CBD son estupefacientes. No están fiscalizados, ni a nivel internacional, ni a nivel europeo, ni en España. La Convención Única no es taxativa, y debe ser contextualizada, excluyendo a las flores de cannabis no psicoactivo y al CBD de la fiscalización porque no son estupefacientes. En la UE, el CBD no está fiscalizado, y la sentencia del TJUE 2020, que es vinculante para todos los estados miembros, ratifica la no psicoactividad del CBD. En España, la normativa sobre estupefacientes tampoco incluye al CBD, lo que subraya la necesidad de una regulación específica que respalde el desarrollo del sector del cáñamo. “No estamos ante productos fiscalizados, por lo tanto no pueden ser objeto material del Delito de Tráfico de Drogas. Es decir, su manejo no puede generar este tipo de delitos. Lo que es necesario es regular el mercado”. 

Perspectiva del Ministerio de Agricultura español sobre el cultivo de cáñamo

Fernando Mosquera, Jefe de Cultivos Industriales, Subdirector General de Cultivos Herbáceos y Director General de Producciones y Mercados del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, explicó la interpretación del cultivo de cáñamo desde el Ministerio de Agricultura de España. 

El Ministerio es consciente de que el creciente interés en este cultivo se debe a usos no tradicionales, como el CBD y sus derivados. La legislación española contempla el cáñamo industrial como cultivo agrícola permitido, siempre que se encuentre por debajo del contenido estupefaciente inferior a 0,3% THC y proceda de semillas certificadas procedentes de variedades contempladas dentro del catálogo común de variedades vegetales de la Unión Europea. 

La problemática surge porque la flor de cáñamo no está contemplada dentro de los usos del cáñamo industrial. Expone que son conscientes de que no incluir dentro del cáñamo industrial a la fracción de la flor supone un escollo para el sector, tanto para la incertidumbre que se genera en torno al cultivo y la inseguridad jurídica, como para el freno en el desarrollo de otros productos y finalidades del cáñamo industrial, como todos los derivados del CBD. A su vez, se anima a divulgar sobre las diferencias entre cannabis y cáñamo industrial, porque la desinformación supone una problemática asociada al cultivo. 

Sin querer entrar en el debate normativo, menciona que la flor de cannabis está fiscalizada, y que por tanto entra dentro de la Ley de Estupefacientes española. Además, apunta que el cultivo de cáñamo está decreciendo en España, un punto que, más adelante, será contextualizado en la intervención del abogado Fernando Soriano. 

Sin embargo, también se admite desde el Ministerio español que la interpretación de los usos de la planta entera varía entre estados miembros de la UE, lo cual genera aún más incertidumbre en el sector y supone una pérdida de competitividad de las empresas españolas

Contexto europeo de la regulación del cáñamo y el CBD

Regulación del Cáñamo en la Unión Europea: Sentencias Clave

Giacomo Bulleri, abogado experto en regulación de la industria del cáñamo en Italia (EIHA), del Studio Legale Bulleri, expone que la tendencia actual es la regulación hacia la legalidad de toda la planta del cáñamo en la Unión Europea. Este camino va en línea con las sentencias europeas del caso Hammerstein (2003), a favor de los agricultores de cáñamo industrial en Suecia, y el famoso caso Kanavape (2020), que determinó que el CBD no debe ser considerado un narcótico y puede comercializarse libremente en la UE si se obtiene legalmente en otro Estado miembro. Los tribunales administrativos de Francia e Italia han anulado decretos nacionales que limitaban el uso del cáñamo a determinadas partes del mismo (esencialmente, semillas y fibras, con exclusión de flores y hojas), y países como República Checa, Croacia, Polonia, Francia y Alemania, ya han adoptado normativa en ese sentido. 

Giacomo Bullieri de Studio Legale Bulleri
Giacomo Bullieri, de Studio Legale Bulleri, es conocido por su labor como abogado experto en la regulación de la industria del cáñamo en Italia. Su trabajo ha influido en la anulación de decretos nacionales restrictivos, contribuyendo a la evolución de las normativas sobre el cáñamo en Italia.

En su opinión, la falta de regulación se basa en una interpretación errónea sobre la Convención, y también sobre las normativas nacionales de estupefacientes. Explica que no se puede restringir el cultivo, utilización y comercialización de determinadas partes de la planta del cáñamo industrial, porque es contrario a lo que estipula la normativa europeacon los reglamentos 1307 y 1308 de 2003. Bulleri añade que es importante trabajar en esta regulación, porque la incertidumbre legal no ayuda a las empresas, y que tenemos mucho que aprender de la reciente regulación del cannabis en Alemania.

Perspectiva desde la EIHA

Lorenza Romanese, desde su posición como Directora de la Asociación Europea del Cáñamo (EIHA), ofrece una perspectiva amplia sobre la regulación del cáñamo en los distintos países europeos. En el inicio de su intervención, asevera: “En comparación con todos los países europeos, no creo que exista peor país que España en la regulación del cáñamo industrial”.

Lorenza Romanese, Directora de la EIHA, con Fernando Mosquera, en representación del Ministerio de Agricultura de España.
Lorenza Romanese, Directora de la EIHA, en sus declaraciones sobre la falta de regulación española sobre el cáñamo. A su lado, Fernando Mosquera, en representación del Ministerio de Agricultura.

La Directora de la Asociación Europea del Cáñamo continúa explicando que “la EIHA tiene miembros de toda Europa, y los que están sufriendo más, donde más empresas están muriendo, es en España. Las empresas españolas no tienen la posibilidad de hacer negocio con el cáñamo, a diferencia de todos los demás países europeos”. Cita otros ejemplos como Alemania, República Checa, Croacia y Grecia, y anima a España a fijarse en sus países vecinos. 

Lorenza Romanese explica que “la planta del cáñamo puede abastecer con productos a muchísimos mercados, pero sólo es posible si se legaliza el cultivo de la planta entera”.  El objetivo de la regulación no es otro que permitir el desarrollo de un mercado del cáñamo español competitivo, que ya existe a nivel europeo, y permitir el cultivo de una planta beneficiosa para el medio ambiente, que ayudará a desarrollar una industria y un sector, con el impacto positivo que puede representar a nivel económico y social para el país. 

Otro de los puntos comentados en la exposición de Lorenza Romanese fue que la EIHA está trabajando en la regulación del CBD como novel food en Europa, con la financiación y elaboración de estudios toxicológicos para definir la seguridad y toxicidad del CBD. El objetivo es que pronto pueda ser legal el uso de cannabidiol para uso alimentario, como complemento alimenticio, en todos los países miembros. En definitiva, una oportunidad de negocio que las empresas españolas no van a poder aprovechar, si el Gobierno no regula el mercado del CBD y el cáñamo.

Florian Pichlmaier, miembro de la Mesa Directiva de la Asociación Europea de Cáñamo Industrial (EIHA) y experto en regulación del cannabis en Alemania, explica la reciente legalización del cannabis en el país germánico. Pichlmaier destaca cómo la posibilidad de utilizar todas las partes de la planta del cannabis y la eliminación del cáñamo de la lista de narcóticos han proporcionado seguridad a los agricultores alemanes, fomentado las inversiones en el país e impulsando un mercado económico en auge. Desde su perspectiva empresarial, observa de primera mano cómo las empresas españolas se ven obligadas a importar cáñamo de otros países miembros debido a la falta de regulación estatal, lo que supone una falta de competitividad de las empresas españolas en el sector del cáñamo, que se encuentran en una clara desventaja con respecto a los demás países miembros

Contexto actual del Cáñamo y CBD. Expectativas en el ámbito estatal español

Investigación y desarrollo del cáñamo

Jose Luis Llerena, Director del Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario (CTAEX), Doctor en Ingeniería Agrónoma y Presidente del clúster ClusCann, dio una muestra del enorme potencial del cultivo de cáñamo y su versatilidad, con numerosos proyectos nacionales e internacionales, que abarcan múltiples aplicaciones de la planta. 

Ampliar información: Usos de la planta del cáñamo y proyectos del centro tecnológico CTAEX

El cáñamo es una planta versátil con innumerables usos que van desde la producción de materiales sostenibles hasta alimentos y biocombustibles. Se puede utilizar para fabricar textiles resistentes, plásticos biodegradables, papel, sustitutos de la madera y materiales de construcción como el hempcrete. 

Su cultivo es sostenible, ya que requiere menos agua y pesticidas que otros cultivos, y puede ayudar a descontaminar suelos mediante fitorremediación. Estas características hacen del cáñamo un recurso prometedor para un futuro más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. A modo de ejemplo, cita que el cáñamo es una alternativa para tratar el agotamiento del suelo que producen los cultivos extensivos, como ya se está haciendo en los cultivos de tabaco de Extremadura. También puede actuar como fitorremediador, para combatir el uso nematicidas como el polémico 1,3-dicloropropeno. El cáñamo también juega un papel importante en la reducción de CO2. Durante su crecimiento, la planta captura grandes cantidades de dióxido de carbono del aire, ayudando a mitigar los efectos del cambio climático. 

A nivel alimentario, es una fuente rica en proteínas y ácidos grasos esenciales, lo que lo convierte en un alimento muy nutritivo tanto para personas como para forraje de animales. CTAEX hizo investigaciones sobre la alimentación con cáñamo para mejorar el bienestar animal

Explica además que el cultivo de cáñamo para la obtención de fibra y semilla no es rentable, y que es necesario permitir el cultivo de la planta entera para que todos estos avances sean posibles. Invita al Gobierno y patronal del cáñamo española a dialogar y a regular este mercado, dado su enorme potencial y las imperativas necesidades del mercado y medioambientales. 

Perspectiva de las empresas españolas de CBD: Situación del mercado

Isidre Carballido, empresario del cáñamo industrial en España de Cannactiva, aporta su reflexión sobre la trayectoria del mercado de CBD en España. Explica que cuando hace 6 años se produjo el auge de los productos de CBD, las empresas lo hicieron lo mejor que pudieron para suplir la demanda, que sigue siendo una necesidad del mercado. La administración, por su parte, también ha hecho lo posible para salvaguardar la salud y el orden público. Desde su perspectiva, entiende que no hay bandos, sino que administración y operadores trabajan juntos, y deben coordinarse para satisfacer el mercado.

Además, expone los tres puntos más críticos para los comerciantes de CBD en España en la actualidad:

  1. No se puede cultivar flor de CBD en España: Como no está permitido el cultivo de cáñamo para la obtención de la flor –independientemente del contenido en THC–, las empresas se ven obligadas a cultivar en países miembros e importarlo. Esto nos obliga a llevar nuestras producciones fuera del país y traerlas de vuelta gracias al tratado de funcionamiento de la Unión Europea.
  2. Mercancías incautadas durante el transporte: Es habitual que los paquetes sean intervenidos porque los perros huelen a cannabis, lo que desencadena procedimientos judiciales por supuesto tráfico de drogas (los cannabinoides no tienen olor, el olor del cannabis es debido a los terpenos, que son comunes en todas las variedades de cannabis).
  3. Inspecciones a tiendas de CBD: Los comerciantes de tiendas físicas también pueden ser objeto de requisas y causas judiciales por daño contra la salud pública.

En estos tres puntos críticos se abren constantemente procesos judiciales, procedimientos que acaban en juzgados, donde un juez suele determinar que no es tráfico de drogas. Es un gasto público de recursos y energía innecesario.

En relación a estos procedimientos judiciales, Isidre comenta: “que se nos acuse de traficantes de drogas por vender CBD, con penas de prisión, cuando hay un mercado bien establecido y miles de tiendas de CBD abiertas es, por un lado, humillante e insultante, y por otro lado, y con perdón por la expresión, te jode la salud”. Isi entiende que no hay culpables, que todos lo hacemos lo mejor que podemos, y por ello insta a buscar una solución honesta y ética para darle sentido y coherencia al mercado de cáñamo español.

Según Isi, el cáñamo es la mejor puerta de entrada a la regulación del cannabis. Y en el estilo de Cannactiva, que nos gustan las historias y las metáforas, nos propone el siguiente símil: “Imaginemos a un adolescente llamado cannabis, que quiere salir al baile. La madre, preocupada por cómo se adaptará a la sociedad, primero le dice que no. Ambos negocian, y finalmente se le permite al cannabis una salida controlada”. Sigue con el ejemplo: “Mamá, la fiesta es por la noche, pero déjame salir por lo menos hasta la 1. La madre finalmente cede, le deja salir hasta la 1, y se tranquiliza un poco, porque ve que se adapta bien a la sociedad. Y así, el cannabis sigue creciendo en el mercado, hasta que ya no preocupa a nadie. Pues bien, lo que pedimos es que nos dejen salir hasta la 1”.

Crisis regulatoria del cáñamo en España

Bernardo Soriano Guzman, abogado español experto en cannabis de S&F Abogados, explica que en este tema confluyen diversas organizaciones, cada una con su perspectiva, y reitera de nuevo la necesidad de trabajar conjuntamente de forma armónica. La realidad es que el CBD es un producto accesible, con cientos de tiendas, ventas por internet, y productos no fiscalizados. Pero, además, expone casos que vive en su consulta profesional

Primero, rebate a Fernando Mosquera del Ministerio de Agricultura español en su mención al declive del cultivo de cáñamo en el territorio: “En España se está empezando a encarcelar a personas por cultivar cáñamo, señala. ¡Este el principal motivo por el cuál se está dejando de cultivar en España! Además, explica Bernardo que, como las multas van en función de la cantidad incautada, hay procedimientos penales en los que se exigen multas de hasta 20 millones de euros por cultivar cáñamo. Comenta que, en muchos casos, la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) es quien instiga esta persecución, pero que, afortunadamente, la mayoría de las sentencias son archivadas o absolutorias. 

Actualmente, sólo es posible cultivar cáñamo industrial para la obtención de flor con una autorización especial de la AEMPS. Este permiso es costoso para el agricultor español, que finalmente se va a países vecinos como Portugal, Francia u otros países miembros. Pero además, comenta Bernardo, este permiso no sirve para las flores de cáñamo y sus derivados. “La AEMPS sólo tiene la competencia para autorizar fines médicos y sanitarios. Y los productos de CBD de los que estamos hablando, no son medicamentos ni productos farmacéuticos. Entonces, cultivar cáñamo para la obtención de flores como se hace por ejemplo en Francia, no es posible en España”. Aquí es importante remarcar que cuando hablamos de regulación del cáñamo, no nos estamos refiriendo a la regulación del cannabis medicinal.

Según su visión, es el continente versus el contenido. “¿Fiscalizamos una botella por su forma, independientemente de si contiene agua, cerveza, o vino? La cerveza sin alcohol huele como la cerveza, sabe como la cerveza, pero no tiene efecto estupefaciente. Todo el mundo entiende que si algo no es estupefaciente, no puede ser droga, no puede dañar el bien jurídico protegido, la salud pública, y por tanto no se puede dar el delito”

Ampliar información: Sobre el índice de psicoactividad del cannabis

A pesar de ello, y dada la incertidumbre al respecto y las múltiples interpretaciones, algunos magistrados y jueces acuden al Instituto Nacional de Toxicología, que en el ámbito de los procedimientos penales, analiza el contenido en THC. Lo que se está intentando es que no sólo se analice el contenido en THC, sino también el resto de cannabinoides que afectan a la psicoactividad del producto, como es el CBD y el CBN (cannabinol), para poder calcular el índice de psicoactividad del cannabis. Este índice se calcula según el protocolo ST/NAR/40 de Naciones Unidas, y sirve para diferenciar cannabis tipo droga de cannabis tipo fibra. Para su cálculo, se tiene en cuenta el contenido en cannabinoides psicoactivos y no psicoactivos de una muestra. Si da un resultado menor que 1, y la diferencia es notoria entre THC y CBD, no tiene psicoactividad. Bernardo explica que, con este cálculo, incluso muestras de cannabis superiores a 0,7 y 0,8% de THC no se consideran estupefacientes. Finalmente, estos procedimientos son archivados de la vía penal.

Además, comenta Bernardo que “el contenido inferior al 0,3% THC es un límite establecido en ningún lugar”. Únicamente sirve para que un cultivo sea subvencionable, al igual que ocurre con las semillas certificadas, pero no es una obligación para el cultivo de cáñamo.

Lo que está ocurriendo últimamente en España, sigue el abogado español especialista en cannabis, es que “estos casos se archivan de la vía penal, y algunos juzgados los derivan a la vía administrativa”. Pero, una vez archivados de la vía penal por falta de principio estupefaciente, en la vía administrativa se han inventado un precepto que es el “estupefaciente autorizado para usos industriales. Al no poder demostrar un uso industrial autorizado para ese cáñamo, se presupone que es droga. ¡Cuando el juzgado ya ha archivado la causa penal! Un sinsentido que, confía Bernardo, se solucionará con el tiempo.

Finalmente, se comenta la vulneración de los derechos de las personas usuarias de CBD, que también son sancionadas administrativamente por la Ley de Seguridad Ciudadana (conocida en España como “Ley Mordaza”). “Se imponen multas por llevar CBD, cuando lo que tienen esas personas en las manos es un producto que no es estupefaciente”.

Resumen de los Desafíos Legales y Económicos del Cáñamo en España según Expertos

Para completar la exposición, Bernardo Soriano hace un recopilatorio de los desafíos legales y económicos en España, comentados entre los distintos expertos: 

  • Agravio legal comparativo con respecto a otros países de la Unión Europea.
  • Pérdida de competitividad, oportunidades y de inversiones del mercado español, que se van a otros estados miembros.
  • Confusión a la población respecto de la ilegalidad teórica, con la tolerancia y permisividad en la práctica.
  • Vulneración de los derechos de las personas usuarias de estos productos.
  • Inobservancia de las resoluciones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.
  • La saturación de las administraciones y el despilfarro de recursos públicos.

Como posibles soluciones, en la anterior legislatura hubo un avance importante, cuando se aprobó una Proposición No de Ley para la regulación integral del cáñamo. Bernardo anima a desempolvar esa proposición para seguir trabajando con todos los sectores y expertos y  armonizar la cuestión.

Muchas gracias al lector por llegar hasta aquí. Es un post mucho más extenso de lo habitual, porque se querían dejar claras todas las cuestiones que rodean la regulación española del cáñamo y el CBD. Desde Cannactiva, agradecemos a todos los participantes del CBreakfast que se prestaran al diálogo abierto. Gracias también a la organización. Queremos que el sector del cáñamo español sea posible, creemos en todo el potencial de la planta del cáñamo en nuestro país, y seguiremos trabajando en la misma dirección. ¡Gracias por estar ahí!

Referencias relacionadas
  1. La atipicidad penal del cultivo y/o comercialización del cannabis no psicoactivo. Alberto Daunis Rodríguez. Revista de Derecho Penal y Criminología, 3.ª Época, n.º 30 (julio 2023), págs. 57-111.
  2. Tribunal de Justicia de la Unión Europea (19 de noviembre de 2020). Relativo al caso Kanavape de Francia. Comunicado de prensa sobre la legalidad del CBD en Europa n.º 141/20.
  3. EFSA Panel on Nutrition, Novel Foods and Food Allergens (NDA), Turck D, Bohn T, Castenmiller J, De Henauw S, Hirsch-Ernst KI, et al. Statement on safety of cannabidiol as a novel food: data gaps and uncertainties. EFSA Journal. 2022;20(6):e07322. 
  4. Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes de las Naciones Unidas de 1961 (CUE 1961)
  5. Anexo IV de la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961
  6. Ley Orgánica 4/2015, de 30 de Marzo, de protección de la seguridad ciudadana. Conocida como Ley Mordaza en España. Ley española bajo la cual los usuarios de cannabis pueden ser multados entre 601 y 30.000€.
  7. Cuadro Dosis Mínimas Psicoactivas del Instituto Nacional de Toxicología de España
  8. Métodos recomendados para la identificación y el análisis del cannabis y los productos del cannabis. Protocolo ST/NAR/40 de la ONU.
  9. The Common Agricultural Policy: 2023-27
  10. Reglamentos (UE) nº. 1305/2013 y (UE) nº. 1307/2013.

Isidre Carballido
Fundador & CEO en Cannactiva | Experto en Cannabis

Mi Cesta0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Podemos ayudarte?
Atención de Whatsapp (Lunes-Viernes/ 11am-18pm)