Age Verification

Verificación de edad

Por favor, confirme que es mayor de 18 años para continuar.

Cómo Conservar Hachís de CBD: Guía Completa

Resinas CBD

Conservar adecuadamente el hachís de CBD es fundamental para mantener su calidad y propiedades hasta el momento de uso. Al igual que las flores de cannabis, el hachís es sensible a factores como la luz, la temperatura, la humedad y la manipulación. Con una guía básica de conservación, evitarás errores que pueden afectar a la calidad de tu hash, y podrás disfrutar de tu resina por más tiempo. ¿Te has encontrado el hash derretido en verano? ¿Es mejor envolverlo en papel vegetal, o de aluminio? A continuación, te contamos cómo es mejor conservar el hachís para asegurar que se mantenga fresco y con toda su potencia.

Consejos para una Conservación Óptima

Antes de almacenar, asegúrate de que tu hachís esté en la condición ideal, ni demasiado seco ni húmedo. La venta legal de hachís de CBD permite garantizar que la resina se ha producido en condiciones óptimas, sin contaminantes, por lo que puedes adquirir una placa de hachís y almacenarla durante un buen tiempo y de forma segura. 

En resumen, lo más recomendable es conservar la placa de hachís envuelta en papel de pergamino (papel vegetal o papel de horno), en un recipiente de cristal hermético, a una temperatura controlada idealmente de 15-16ºC. A continuación, te contamos más a fondo los detalles del proceso de conservación del hash y trucos que pueden ser de utilidad:

Paso 1: Almacenamiento en un Lugar Fresco y Oscuro

El hachís es muy sensible a la luz y la temperatura. Guarda tu hachís en un lugar fresco y oscuro, como un armario o cajón, con una temperatura ideal entre 15 y 21ºC. Esto ayudará a prevenir la degradación de los cannabinoides y terpenos, manteniendo el producto en óptimas condiciones. Elige una habitación con una temperatura estable y muebles que no estén expuestos a la luz solar directa. Para uso profesional, para mantener estas condiciones son ideales las neveras de sommelier, ya que están diseñadas para mantener temperaturas cercanas a 16ºC de forma constante y precisa.

Paso 2: Uso de Recipientes Herméticos

Para mantener la frescura y aroma del hachís, es esencial utilizar recipientes adecuados y preferiblemente con cierre hermético. Los recipientes de vidrio hermético son una excelente opción. También serviría una caja de acero inoxidable. El cristal o el acero inoxidable son materiales inertes que no reaccionan con los compuestos del hachís, preservando sus propiedades. Si es con cierre hermético, se reduce la oxidación y mejora el control del olor. Evita los recipientes de plástico, porque pueden acumular humedad y capturar y liberar aromas al producto.

Paso 3: Control de la Humedad

La humedad debe mantenerse entre el 55% y el 65%, que se puede medir con un higrómetro. Una humedad demasiado alta puede provocar la aparición de moho, mientras que una baja puede resecar el hachís.

Paso 4: Protección contra la Luz

Es crucial proteger el hachís de la luz directa, tanto por el aumento de temperatura, como por la degradación de cannabinoides y terpenos. Utiliza frascos opacos o guarda los recipientes en un lugar completamente oscuro.

Paso 5: Evitar Temperaturas Altas

Dependiendo del tipo de resina, temperaturas altas pueden producir el derretimiento del hachís, y superiores a 21ºC favorecen el rápido desarrollo de hongos y bacterias, especialmente si las condiciones de higiene y humedad en las que se ha producido y transportado ese hash tampoco han sido buenas. Mantén el hachís en un lugar con temperatura estable, evitando fluctuaciones bruscas.

Paso 6: Manipulación Cuidadosa

Manipula el hachís con las manos limpias. Lávate y sécate bien las manos antes de tocar el hachís para evitar transferir suciedad y humedad. Mantén el área de almacenamiento limpia y libre de polvo y contaminantes. Corta el hash sólo con cuchillos limpios. 

Paso 7: Ventilación

Abrir el contenedor una vez al mes, para evitar el exceso de humedad dentro del recipiente.

Dudas sobre la Conservación Óptima del Hachís

¿Cómo llevar o transportar hash?

Cuando transportes el hash, llévalo envuelto en papel vegetal, papel de horno o papel de pergamino para tener un mejor control de la humedad, y dentro de una cajita de acero inoxidable, que sirva de protección contra golpes y aplastamientos, y aisle un poco del calor directo. Las cajas de Cannactiva del hash de 3 gramos, como las que vienen en el Triple Hash Pack, son perfectas para ello. 

¿Cuál es el mejor papel de envoltorio para hash?

La elección de la envoltura es un paso fundamental en la preservación del hachís. El papel de horno es una de las mejores opciones, porque permite aislarlo de la humedad externa. Su superficie antiadherente es ideal para evitar que el hachís se pegue, y su capacidad para respirar ligeramente ayuda a mantener el equilibrio perfecto de humedad. Si tienes una china de hachís pequeña, también servirá un papel de liar de cáñamo u otro papel natural de arroz. El papel de aluminio no es aconsejable para envolver el hash porque no transpira bien, y lo mismo sucede con el papel film o de plástico, dado que además de no dejar transpirar, se pueden pegar al hash con el calor y contaminarlo. 

¿Cuánto tiempo se puede almacenar el hachís?

En las condiciones ideales, el hachís puede ser almacenado durante bastante tiempo, teniendo en cuenta que al cabo de unos meses, puede ir perdiendo intensidad y complejidad en sus aromas. Por ejemplo, se puede almacenar perfectamente durante 1 o 2 meses, o más.

¿Hachís envasado al vacío?

Envasar el hachís al vacío, eliminando el aire del contenedor mediante una máquina de vacío, ayudará a reducir la oxidación y a mantener el hachís fresco. Como siempre, asegúrate de que el hash está en buenas condiciones antes de conservarlo, y no descuides las condiciones de humedad y temperatura ideales, evitando que le toque la luz directa.

¿Se pueden usar bolsas de control de humedad para el hachís?

En general, no es tan común usar los sobres de control de humedad que se usan en la conservación de las flores de cannabis para almacenar el hachís. En el hash, es relativamente más simple mantener el nivel adecuado dentro del recipiente. Pero por supuesto, si tienes las bolsas de control de humedad, puedes usarlos. 

¿Se puede congelar el hachís?

Congelar el hachís no tiene ningún sentido. Solamente se utiliza la congelación para las flores de cannabis, cuando se quiere realizar determinados tipos de extracción. El hachís no se congela. Además de no ser útil, la congelación cambia su textura, haciéndolo más quebradizo y afectando a su calidad. En general, no se recomienda.

Conclusión

Conservar el hachís de CBD correctamente es sencillo si sigues estos pasos. Almacenar en un lugar fresco y oscuro, usar recipientes herméticos, controlar la humedad y evitar la luz y el calor extremos, te ayudará a mantener tu hachís en perfectas condiciones. Así podrás disfrutar de todas sus propiedades por mucho más tiempo. ¡Feliz conservación!

Cannactiva
En Cannactiva queremos cambiar la perspectiva sobre el cannabis. Te traemos lo mejor de la planta a través de nuestros productos y de los posts que puedes leer en nuestro [...]

Mi Cesta0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Podemos ayudarte?
Atención de Whatsapp (Lunes-Viernes/ 11am-18pm)