CBD para el intestino: ¿Cómo afecta? - Cannactiva

CBD para enfermedades intestinales: Investigación actual sobre sus potenciales beneficios

Aceite CBD para intestino e enfermedades digestivas

Las enfermedades digestivas afectan a millones de personas en todo el mundo, y encontrar soluciones efectivas puede ser un desafío. En los últimos años, el CBD (cannabidiol) ha ganado popularidad como posible tratamiento para diversos problemas de salud, incluyendo a los trastornos digestivos, y especialmente los que afectan al intestino. En este artículo, examinaremos de cerca el potencial terapéutico del CBD en el manejo de trastornos digestivos y los estudios científicos más recientes que respaldan su potencial eficacia.

El CBD y su acción en el sistema digestivo

Las enfermedades digestivas están vinculadas a alteraciones en el sistema endocannabinoide, como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), el síndrome del intestino irritable (SII), la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y los trastornos de la motilidad gastrointestinal.

El CBD, al interactuar con el sistema endocannabinoide del cuerpo, puede regular procesos fisiológicos relacionados con el sistema digestivo. 

Mecanismo de acción

El CBD interactúa con los receptores del sistema endocannabinoide, como el CB1 y CB2, que se encuentran distribuidos por el cerebro y en las células del sistema digestivo. Además, el CBD tiene la capacidad de activar e inhibir varias enzimas y otros receptores celulares (1). Todo ello se traduce en que el CBD tiene diferentes vías por las que puede ayudar en algunas afecciones del sistema digestivo.

¿Para qué enfermedades digestivas podría ser útil el CBD?

El CBD muestra potencial terapéutico para las siguientes enfermedades digestivas:

  • Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), debido a su efecto antiinflamatorio.
  • Síndrome del Intestino Irritable (SII), al influir en la motilidad gastrointestinal y reducir estrés.
  • Enfermedad de Crohn, al aliviar síntomas, aunque su acción es más efectiva cuando se combina con el THC; 
  • Colitis ulcerosa: por sus propiedades antiinflamatorias; trastornos de la motilidad gastrointestinal como estreñimiento y diarrea. 
  • Náuseas y vómitos, por las propiedades antieméticas del CBD; y en casos de estrés y ansiedad que presenten estos síntomas. 

A continuación, te contamos más a fondo las investigaciones que respaldan el potencial beneficioso del CBD para estas afecciones. Te recordamos que este es un post informativo, en base a la investigación en curso, y que no puede ni pretende diagnosticar, prevenir o curar ninguna enfermedad o síntoma. Su contenido puede complementar, pero nunca sustituir, el diagnóstico o tratamiento de cualquier enfermedad o síntoma. Los productos de Cannactiva no son medicamentos y están destinados a uso externo. Consulta con tu médico antes de usar CBD.

¿Cómo ayuda el CBD en las enfermedades digestivas?

El CBD ofrece una serie de potenciales beneficios en el tratamiento de las enfermedades digestivas:

Alivio del dolor

El beneficio del CBD como analgésico se ha estudiado en distintos padecimientos. En enfermedades digestivas los resultados indican que el CBD puede disminuir la motilidad intestinal, lo cual puede estar relacionado a una menor percepción del dolor.

Estudios sugieren que el CBD puede disminuir la motilidad intestinal y, por ende, el dolor abdominal.

La motilidad intestinal es el movimiento natural que ejerce el tubo digestivo (esófago, estómago e intestinos) para movilizar el alimento a través de él. Esta motilidad está vinculada a la percepción del dolor en enfermedades digestivas (2).

Contrariamente, un estudio que se realizó en pacientes con síndrome del intestino irritable (SII) indicó que el CBD no tuvo efectos significativos en la percepción del dolor cuando se administró en goma de mascar (3). No obstante, la reducción de la motilidad intestinal que ejerce el CBD podría generar alivio al ayudar a manejar el dolor abdominal en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (4).

Reducción de la inflamación

En las enfermedades del tracto gastrointestinal, la inflamación es un factor importante de su persistencia y desarrollo. El efecto antiinflamatorio del CBD puede ayudar en las enfermedades intestinales (5) como el síndrome del intestino irritable (SII), la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y la colitis (6).

Protección de la pared intestinal

El CBD tiene propiedades antioxidantes que podrían desempeñar un papel esencial en la protección del intestino contra los radicales libres, los cuales pueden causar daños en las paredes intestinales. Estudios han sugerido que el CBD podría ayudar a preservar la integridad de la capa superficial del intestino, conocida como el epitelio, en los procesos inflamatorios (7, 8).

Reducción del estrés y la ansiedad

El CBD se asocia a un efecto sedante (9) que podría disminuir los efectos del estrés y reducir la severidad de la ansiedad con un perfil de seguridad bastante amplio (10).

El CBD tiene un efecto sedante que puede disminuir los efectos del estrés. También ha demostrado potencial como ansiolítico eficaz, lo que puede resultar beneficioso para las personas con enfermedades digestivas.

Motilidad intestinal mejorada

El CBD ha demostrado influir en la motilidad gastrointestinal en procesos de enfermedad, pudiendo ayudar a aumentar o disminuir el tránsito del contenido intestinal según se requiera (11, 12, 13). Esto es de suma importancia para padecimientos como el estreñimiento y la diarrea; así como para la percepción de dolor característico de enfermedades gastrointestinales donde hay una alteración de la motilidad (4).

Modulación del sistema inmunológico

El efecto del CBD puede ayudar a disminuir la respuesta inmune en algunas enfermedades autoinmunes (14), lo que sugiere que pacientes con enfermedades autoinmunes intestinales podrían verse beneficiados. 

La enfermedad de Crohn es un padecimiento inmunitario que produce inflamación e irritación del sistema digestivo. Aunque el CBD parece no reducir la inflamación intestinal de forma significativa (15) en esta enfermedad, sí se ha relacionado con el alivio de algunos de los síntomas de la enfermedad de Crohn cuando se utilizan combinaciones de CBD con THC o tetrahidrocannabinol (16).

Náuseas y vómitos

Algunos estudios sugieren que el CBD podría tener propiedades antieméticas (17), lo que significa que podría ayudar a aliviar las náuseas y los vómitos. 

CBD para el estómago: ¿es eficaz en dispepsia o indigestión?

En trastornos digestivos como la dispepsia o indigestión, aunque podríamos pensar que el CBD tendría efectos benéficos, parece no tener efecto alguno en esta condición (18).

Limitaciones de los estudios

La investigación sobre el CBD en trastornos digestivos puede guiarnos a mejores tratamientos. Sin embargo, no se debe olvidar que hay algunas limitaciones de los hallazgos de la investigación. En su mayoría se han realizado en modelos animales o poblaciones humanas pequeñas, que podrían no ser representativas de los complejos cuadros clínicos que presentan las enfermedades digestivas.

Dosis de CBD para trastornos digestivos

Actualmente, no existe una dosis estandarizada de CBD como tratamiento en las enfermedades digestivas. No obstante, estudios preclínicos en roedores se han utilizado dosis orales de 10 mg/kg al día para la colitis y en estudios clínicos donde se ha analizado la eficacia del CBD en los trastornos digestivos, se utilizaron dosis orales de 250 mg dos veces al día para la colitis durante 8 semanas a 10 semanas (7, 19).

Consideraciones finales

El CBD en las enfermedades digestivas puede funcionar como una terapia complementaria, aunque cabe más investigación al respecto. Consulta con tu médico si tienes dudas. 

Interacciones medicamentosas

Si te encuentras tomando medicamentos para las enfermedades digestivas, se deben tener precauciones en las posibles interacciones farmacológicas.

Las interacciones de medicamentos y el CBD, aunque son mínimas y poco frecuentes, son un punto importante por considerar. Obtén más información sobre este tema en nuestra entrada sobre CBD y medicamentos: ¿Qué interacciones tienen?

Tratamiento multifactorial de las enfermedades intestinales

Otro punto importante, es que los cambios en el estilo de vida y hábitos alimenticios pueden ayudar al tratamiento de las enfermedades digestivas.

En inglés, se utiliza la expresión have a gut feeling (literalmente sería “tener un sentimiento intestinal”, aunque se traduciría como “tener un presentimiento o intuición”) para referirse a una intuición o presentimiento, que no se basa necesariamente en la lógica. Hay otras expresiones similares, como “trust your gut” (literalmente sería “confía en tu intestino”) o “tener mariposas en el estómago”. Y en español, “tener una reacción visceral”. Todas estas expresiones del lenguaje popular relacionan las emociones con el intestino

Curiosamente, hay una base científica para estas expresiones. El intestino produce gran cantidad de neurotransmisores, lo que le permite comunicarse con el cerebro de manera bidireccional. Esta conexión entre el intestino y el cerebro se llama el eje intestino-cerebro. Las enfermedades intestinales pueden estar muy influenciadas por el estado mental y emocional. Por tanto, la disminución del estrés y la psicoterapia pueden ser un pilar esencial en el tratamiento de estas enfermedades.

¿El CBD funciona para las enfermedades digestivas?

Si bien las primeras investigaciones sugieren que el CBD en el manejo de enfermedades digestivas puede ser prometedor, aún se necesita más investigación. Las propiedades antiinflamatorias y analgésicas del CBD pueden ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. 

Sin embargo, siempre es importante consultar con un profesional de la salud antes de considerar el CBD para las enfermedades digestivas o cualquier tratamiento complementario. Ya que solo el médico puede proporcionar orientación personalizada con base en la salud e historial médico individual.

Finalmente, a medida que se llevan a cabo más investigaciones, el CBD puede convertirse en una herramienta importante en la lucha contra los trastornos digestivos, brindando esperanza a aquellos que buscan alivio y bienestar. 

El objetivo de este artículo es divulgativo y no pretende diagnosticar, prevenir o curar ninguna enfermedad o síntoma. Su contenido puede complementar, pero nunca sustituir, el diagnóstico o tratamiento de cualquier enfermedad o síntoma. Los productos de Cannactiva no son medicamentos y están destinados a uso externo. Te recomendamos consultar a un profesional de la salud antes de usar productos de CBD.

Referencias
  1. Izzo, A. A., Borrelli, F., Capasso, R., Di Marzo, V., & Mechoulam, R. (2009). Non-psychotropic plant cannabinoids: new therapeutic opportunities from an ancient herb. Trends in pharmacological sciences, 30(10), 515–527. https://doi.org/10.1016/j.tips.2009.07.006
  2. Kellow, J. E., & Phillips, S. F. (1987). Altered small bowel motility in irritable bowel syndrome is correlated with symptoms. Gastroenterology, 92(6), 1885–1893. https://doi.org/10.1016/0016-5085(87)90620-2
  3. van Orten-Luiten, A. B., de Roos, N. M., Majait, S., Witteman, B. J. M., & Witkamp, R. F. (2022). Effects of Cannabidiol Chewing Gum on Perceived Pain and Well-Being of Irritable Bowel Syndrome Patients: A Placebo-Controlled Crossover Exploratory Intervention Study with Symptom-Driven Dosing. Cannabis and cannabinoid research, 7(4), 436–444. https://doi.org/10.1089/can.2020.0087
  4. Bogale, K., Raup-Konsavage, W., Dalessio, S., Vrana, K., & Coates, M. D. (2021). Cannabis and Cannabis Derivatives for Abdominal Pain Management in Inflammatory Bowel Disease. Medical cannabis and cannabinoids, 4(2), 97–106. https://doi.org/10.1159/000517425
  5. De Filippis, D., Esposito, G., Cirillo, C., Cipriano, M., De Winter, B. Y., Scuderi, C., Sarnelli, G., Cuomo, R., Steardo, L., De Man, J. G., & Iuvone, T. (2011). Cannabidiol reduces intestinal inflammation through the control of the neuroimmune axis. PloS one, 6(12), e28159. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0028159
  6. Irving, P. M., Iqbal, T., Nwokolo, C., Subramanian, S., Bloom, S., Prasad, N., Hart, A., Murray, C., Lindsay, J. O., Taylor, A., Barron, R., & Wright, S. (2018). A Randomized, Double-blind, Placebo-controlled, Parallel-group, Pilot Study of Cannabidiol-rich Botanical Extract in the Symptomatic Treatment of Ulcerative Colitis. Inflammatory bowel diseases, 24(4), 714–724. https://doi.org/10.1093/ibd/izy002
  7. Jamontt, J. M., Molleman, A., Pertwee, R. G., & Parsons, M. E. (2010). The effects of Delta-tetrahydrocannabinol and cannabidiol alone and in combination on damage, inflammation and in vitro motility disturbances in rat colitis. British journal of pharmacology, 160(3), 712–723. https://doi.org/10.1111/j.1476-5381.2010.00791.x
  8. Gyires, K., & Zádori, Z. S. (2016). Role of Cannabinoids in Gastrointestinal Mucosal Defense and Inflammation. Current neuropharmacology, 14(8), 935–951. https://doi.org/10.2174/1570159×14666160303110150
  9. Spinella, T. C., Stewart, S. H., Naugler, J., Yakovenko, I., & Barrett, S. P. (2021). Evaluating cannabidiol (CBD) expectancy effects on acute stress and anxiety in healthy adults: a randomized crossover study. Psychopharmacology, 238(7), 1965–1977. https://doi.org/10.1007/s00213-021-05823-w
  10. Berger, M., Li, E., Rice, S., Davey, C. G., Ratheesh, A., Adams, S., Jackson, H., Hetrick, S., Parker, A., Spelman, T., Kevin, R., McGregor, I. S., McGorry, P., & Amminger, G. P. (2022). Cannabidiol for Treatment-Resistant Anxiety Disorders in Young People: An Open-Label Trial. The Journal of clinical psychiatry, 83(5), 21m14130. https://doi.org/10.4088/JCP.21m14130
  11. Story, G., Briere, C.E., McClements, D. J., & Sela, D. A. (2023). Cannabidiol and Intestinal Motility: a Systematic Review. Current Developments in Nutrition. 2475-2991. https://doi.org/10.1016/j.cdnut.2023.101972.
  12. Capasso, R., Borrelli, F., Aviello, G., Romano, B., Scalisi, C., Capasso, F., & Izzo, A. A. (2008). Cannabidiol, extracted from Cannabis sativa, selectively inhibits inflammatory hypermotility in mice. British journal of pharmacology, 154(5), 1001–1008. https://doi.org/10.1038/bjp.2008.177
  13. Camilleri M. (2018). Cannabinoids and gastrointestinal motility: Pharmacology, clinical effects, and potential therapeutics in humans. Neurogastroenterology and motility, 30(9), e13370. https://doi.org/10.1111/nmo.13370
  14. Nichols, J. M., & Kaplan, B. L. F. (2020). Immune Responses Regulated by Cannabidiol. Cannabis and cannabinoid research, 5(1), 12–31. https://doi.org/10.1089/can.2018.0073
  15. Naftali, T., Mechulam, R., Marii, A., Gabay, G., Stein, A., Bronshtain, M., Laish, I., Benjaminov, F., & Konikoff, F. M. (2017). Low-Dose Cannabidiol Is Safe but Not Effective in the Treatment for Crohn’s Disease, a Randomized Controlled Trial. Digestive diseases and sciences, 62(6), 1615–1620. https://doi.org/10.1007/s10620-017-4540-z
  16. Naftali, T., Bar-Lev Schleider, L., Dotan, I., Lansky, E. P., Sklerovsky Benjaminov, F., & Konikoff, F. M. (2013). Cannabis induces a clinical response in patients with Crohn’s disease: a prospective placebo-controlled study. Clinical gastroenterology and hepatology. The official clinical practice journal of the American Gastroenterological Association, 11(10), 1276–1280.e1. https://doi.org/10.1016/j.cgh.2013.04.034
  17. Long, L. E., Malone, D. T., & Taylor, D. A. (2005). The Pharmacological Actions of Cannabidiol. Drugs of the Future, 30(7), 747 – 753. 
  18. Atieh, J., Maselli, D., Breen-Lyles, M., Torres, M., Katzka, D., Ryks, M., Busciglio, I., Burton, D., Carlson, P., Harmsen, W. S., & Camilleri, M. (2022). Cannabidiol for Functional Dyspepsia With Normal Gastric Emptying: A Randomized Controlled Trial. The American journal of gastroenterology, 117(8), 1296–1304. https://doi.org/10.14309/ajg.0000000000001805
  19. Carvalho, A. C. A., Souza, G. A., Marqui, S. V., Guiguer, É. L., Araújo, A. C., Rubira, C. J., Goulart, R. A., Flato, U. A. P., Bueno, P. C. D. S., Buchaim, R. L., & Barbalho, S. M. (2020). Cannabis and Canabidinoids on the Inflammatory Bowel Diseases: Going Beyond Misuse. International journal of molecular sciences, 21(8), 2940. https://doi.org/10.3390/ijms21082940

Masha Burelo
Investigadora en cannabinoides | Doctoranda en Neurociencia

Mi Cesta0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Podemos ayudarte?
Atención de Whatsapp (Lunes-Viernes/ 11am-18pm)