Cómo usar CBD para el dolor menstrual 

CBD para dolor menstrual

El dolor menstrual es una realidad que muchas mujeres afrontan cada mes. Buscar formas efectivas y naturales de aliviar este malestar es fundamental para mejorar la calidad de vida de estas personas. En ese sentido, en los últimos años el aceite de CBD y las cremas de CBD han ganado popularidad como una opción para el alivio del dolor menstrual.

En este post de Cannactiva, te explicamos cómo puedes abordar el tratamiento del dolor menstrual a través de la osteopatía ginecológica, la fisioterapia del suelo pélvico y el uso de productos CBD. Eva Federici, osteópata y fisioterapeuta especializada en salud femenina y sexología, y fundadora del centro ReActiva Sants, nos da una explicación detallada.

CBD en el tratamiento del dolor menstrual

¿Qué es el dolor menstrual?

El dolor menstrual, técnicamente conocido como dismenorrea, es un trastorno común que afecta a un alto porcentaje de las mujeres españolas (entre el 20% y el 60%, dependiendo de la edad). En el 10-15% de los casos, este dolor se presenta con carácter severo (1). 

Los síntomas, que varían desde leves hasta graves, pueden manifestarse en diferentes tipos de dolor (espasmódico, constante o mixto), así como en su intensidad, duración y ubicación. Además, pueden incluir dolor abdominal, pélvico, migrañas, fatiga y cambios de humor. En ocasiones, el dolor de regla puede indicar la presencia de endometriosis (2), síndrome de ovario poliquístico (SOP) (3) u otras patologías que es importante detectar o descartar mediante una visita médica especialista. Sin embargo, también hay numerosos casos en los que no se detecta patología, y en esos momentos la medicina no ofrece más soluciones que tratamientos hormonales para inhibir el ciclo menstrual (4) o el uso de antiinflamatorios (5). 

La osteopatía ginecológica (6), la fisioterapia perineal (7), la nutrición (8) y el empleo de CBD (9) son enfoques naturales que pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida en situaciones de dolor ginecológico, tanto con como sin patología asociada. 

aceite de CBD para dolor menstrual
El dolor menstrual puede ser una oportunidad de autoconocimiento.

Como terapeuta y mujer que sufrió de dolor menstrual durante muchos años, creo firmemente en la necesidad de tomar conciencia de lo que ocurre en cada fase del ciclo menstrual, conocer nuestro cuerpo y cómo reacciona ante cada fluctuación hormonal. Este representa el primer paso para abordar el dolor. El ciclo menstrual de la mujer actúa como indicador del estado de salud tanto del cuerpo como de la mente (10): si el dolor persiste cada mes, siempre durante la misma fase menstrual, indica que algo no está funcionando correctamente.

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol (CBD) es un compuesto no psicoactivo que se encuentra en la planta del cannabis. Aunque el cannabis es conocido principalmente por su componente psicoactivo (el THC), el CBD es diferente en este sentido y no produce los efectos típicos de “colocón” o alteración de la percepción mental asociados al consumo de marihuana. 

El CBD se está investigando por sus potenciales beneficios para el alivio del dolor. Dadas sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, el CBD puede ser una opción natural y prometedora para ayudar a las mujeres a disminuir el dolor que experimentan las mujeres durante el ciclo menstrual.

Tratamiento del dolor menstrual con CBD

¿Qué hacer para que se te quite el dolor de regla?

El tratamiento del dolor menstrual se puede abordar desde diversas perspectivas. En la actualidad, es común que las mujeres recurran al uso de fármacos analgésicos como el Ibuprofeno, Enantyum o Naproxeno, o a terapias hormonales, como píldoras anticonceptivas e implantes subdérmicos de progestágenos, que inhiben la ovulación, dando lugar a una “falsa menstruación” sin dolor. No obstante, existen otras opciones de tratamiento igualmente viables y efectivas, tales como:

  • Terapia manual: osteopatía ginecológica y fisioterapia perineal.
  • Consciencia corporal: prácticas de meditación y respiración.
  • Pautas como crema de CBD antiinflamatoria, aceite de CBD, uso de calor o frío y estiramientos.
  • Ejercicio adaptado a cada fase del ciclo menstrual.
  • Dietoterapia: la alimentación como nuestra primera forma de medicina.

Estamos hablando de herramientas naturales que actúan sobre diferentes sistemas corporales. En particular, en la osteopatía y la nutrición se tiene en cuenta el estado inflamatorio digestivo, el sistema nervioso y el nivel de estrés y descanso, el sistema vascular, osteo-articular  y miofascial de la mujer (6).

A continuación, te proporciono una descripción de algunos de los tratamientos que empleamos para abordar el dolor menstrual en nuestro centro.

Tratamiento del dolor menstrual desde la osteopatía y fisioterapia

En el ámbito de la osteopatía, se parte de la premisa fundamental de que el cuerpo tiene la capacidad de sanarse por sí mismo. Para impulsar este proceso natural de curación, se emplean técnicas manuales, como masajes (11). El objetivo es mantener y restaurar el equilibrio de órganos como el útero, los ovarios, el intestino y las glándulas que equilibran la fisiología menstrual y endometrial.

Mediante la osteopatía, abordamos posibles problemas estructurales al dar movilidad a áreas restringidas, y también problemas funcionales al mejorar el flujo sanguíneo que podría ser la causa del dolor (12). Solo después de identificar si el problema es de origen mecánico, hormonal, metabólico, vascular o mixto, es posible planificar un tratamiento exitoso. 

En algunos casos, se requiere la intervención de la fisioterapia del suelo pélvico, especialmente cuando el dolor ha llevado al desarrollo de contracturas vaginales y/o abdominales (13).

El enfoque de tratamiento del dolor menstrual varía en función del tipo de dolor y de cada caso específico. Trabajamos en equipo con diversos profesionales para lograr el mejor resultado. Además, hay recomendaciones complementarias al tratamiento como por ejemplo:

  • En casos de dolor espasmódico, que se presenta de manera intensa y casi rítmica, es importante relajar la musculatura uterina. La aplicación de calor en el abdomen puede ayudar a reducir el dolor menstrual. Se pueden usar almohadillas térmicas, bolsas de tela con sal o legumbres secas calientes, o toallas mojadas con infusiones calientes para proporcionar calor.
  • Cuando el dolor es constante, se requiere una intervención a nivel circulatorio. Se recomienda practicar una respiración profunda y pausada, realizar estiramientos suaves de los glúteos y ejercicios de Kegel para estimular la circulación. Otro consejo útil es realizar un masaje vascular en la ducha, utilizando sal fina para hacer un exfoliante en los glúteos, el sacro y la fascia lateral de los muslos, y luego finalizar con agua fría en esas áreas.

En ambos casos, se sugiere el uso de CBD para reducir la inflamación local, mediante lubricantes con CBD, cremas con CBD para la zona genital o aceite de CBD aplicado sobre la zona. Estos tratamientos se pueden complementar con gotas de CBD.  

Masajes con cremas CBD para el dolor menstrual

Las cremas con CBD se emplean en fisioterapia para tratar diversas clases de dolor. Estas cremas son formuladas de manera específica y combinan el cannabidiol con otras plantas analgésicas y antiinflamatorias, como la árnica, el hipérico, el harpagofito y la mimosa. Por lo general, son cremas con un aroma intenso y marcado, que se absorben rápidamente y pueden aplicarse mediante masajes.

En mi opinión personal, recomiendo el masaje tanto en la zona abdominal como en la parte lumbar y pélvica. Sin embargo, también existen numerosos casos en los que este automasaje puede resultar sumamente efectivo a nivel cervical y craneal (14). Además, este tipo de masaje puede influir en la glándula hipofisaria y la tiroides, así como en el nervio vago, que se extiende desde el cráneo hasta el útero, regulando su función. Las propiedades del CBD, en conjunción con los aceites esenciales, generan un doble efecto tanto desde la piel entrando en circulación, como sobre el sistema nervioso, mediante la aromaterapia (15).

¿Cómo tomar aceite de CBD para los dolores menstruales?

Desde una perspectiva más amplia del cuerpo, las gotas de CBD tienen la capacidad de reducir la inflamación en el organismo, lo que puede contribuir significativamente a aliviar el dolor menstrual. Cada vez es más común la recomendación de emplear aceite de CBD como solución para el dolor menstrual, especialmente desde la fase de ovulación hasta los primeros días de la menstruación. 

En situaciones en las que la inflamación se debe a problemas digestivos, es esencial abordar la alimentación de manera complementaria junto con la incorporación de una pauta específica de CBD en forma de gotas (16).

Dosis de CBD para el dolor menstrual

En cuanto a qué dosis de CBD tomar para el dolor menstrual, no existe una cantidad que funcione para todo el mundo, ya que la respuesta al CBD varía según cada persona. Por otra parte, aunque numerosos estudios respaldan las propiedades antiinflamatorias y analgésicas del CBD, no existen suficientes datos sobre el uso de estos productos específicamente para el dolor menstrual. Sí se han informado dosis empíricas de usuarias de CBD para el dolor ginecológico, que oscilan entre 1 mg y 2000 mg de CBD al día, administradas vía oral o inhalada (9). Esta amplia variabilidad en la dosis se debe a que el CBD afecta distinto a cada persona, debido a factores como el metabolismo, el peso, el historial de consumo de cannabinoides y otras particularidades personales. Desde Cannactiva, podemos informar de que algunas mujeres han reportado usar dosis de 3 a 5 gotas (entre 15 – 25 mg de CBD) del aceite CBD 10% para el dolor menstrual, 3 veces al día. Mujeres con dolores fuertes usan la misma dosificación pero del aceite CBD 20%, lo equivalente a 30 – 50mg de CBD. 

En términos generales, se sugiere comenzar con dosis muy bajas y esperar algunos días para evaluar los efectos del CBD. Además, es crucial considerar las posibles interacciones del CBD con medicamentos, por lo que se recomienda consultar a un profesional antes de usar productos con CBD.

En conclusión…

El tratamiento del dolor menstrual va más a fondo que la simple aplicación de una crema, la realización de un masaje o la adhesión a pautas generales de alimentación. Desde mi trayectoria profesional y vivencias personales, es crucial tener presente que el dolor menstrual se compone de aspectos biológicos, psicoemocionales y sociales; esta complejidad nunca debe pasarse por alto. Por tanto, sostengo firmemente la importancia de comprender la fisiología del ciclo menstrual, analizar cada variante de dolor en cada mujer y adoptar un enfoque multidisciplinario, que abarque más allá de lo médico. 

La sinergia entre la osteopatía ginecológica, la nutrición, la ginecología integral y la sexología se revela como el factor esencial para un abordaje realmente integral desde una perspectiva biopsicosocial. 

Si estás pensando en emplear el CBD para aliviar el dolor menstrual, mi recomendación es que busques la asesoría de un equipo de especialistas capaz de realizar un estudio específico sobre tu tipo de dolor. Este equipo te brindará consejos personalizados y las herramientas necesarias para encarar tu tratamiento de manera realista y exitosa. En el caso de que te encuentres en Barcelona, desde el centro ReActiva Sants estaremos encantadas de poder atenderte.

Consulta a un profesional de la salud para obtener más información y asesoramiento personalizado sobre el tratamiento del dolor menstrual antes de utilizar CBD. Los productos de Cannactiva no son medicamentos y están destinados a uso externo. Te recordamos que este es un artículo informativo que no pretende prevenir, diagnosticar ni tratar ninguna enfermedad o síntoma. Su contenido puede complementar, pero nunca sustituir, el diagnóstico o tratamiento de cualquier enfermedad o síntoma. 

Recomendaciones de libros de Andrea de Cannactiva

Andrea Rezes forma parte de la familia Cannactiva desde hace muchos años y es una de las responsables de la atención al cliente y de las formaciones que realizamos. Al leer este post, nos comentó unas lecturas que ella recomendaría a todas las mujeres y que compartimos por si alguien se puede sentir atraído:

Pariremos con Placer, de Casilda Rodriganez

Aporta información histórica y antropológica que nos brinda una perspectiva sobre la liberación que puede surgir al comprender nuestro útero desde un enfoque tanto fisiológico como emocional. Rodríguez explora profundamente cómo el dolor experimentado tanto durante el ciclo menstrual como en el proceso de parto se manifiesta como una somatización en el cuerpo, en lugar de ser considerado como algo normal, incluso en casos de dolor de baja intensidad. A lo largo del libro, se revela que nuestro cuerpo ha sido ingeniosamente diseñado, no solo para mitigar el dolor durante el parto, sino también para permitir la posibilidad de experimentar orgasmos en este proceso. Asimismo, el texto desafía la idea convencional al sugerir que el auténtico centro del placer femenino reside en el útero, más que en el clítoris o el punto G. En esencia, nos invita a reconsiderar nuestra comprensión de la anatomía femenina y nos brinda una perspectiva más liberadora en relación con el cuerpo y sus procesos naturales.

.

Libro endometriosis el caliz y la espada

El cáliz y la espada, de Riane Eisler

Otro libro altamente recomendable que su lectura ha significado un antes y un después en mi manera de entender nuestro mundo y sociedad. Cuenta una nueva historia de nuestros orígenes culturales, en la que el conflicto y la guerra de los sexos no han sido ordenados ni divina ni biológicamente, y demuestra que es posible un futuro mejor, firmemente arraigado en lo que sucedió en nuestro pasado. Eisler presenta un marco conceptual para estudiar los sistemas sociales con especial atención a cómo una sociedad construye roles y relaciones entre lo femenino y lo masculino. Basándose en evidencias arqueológicas, antropológicas e históricas, la autora argumenta que la humanidad, en su origen, no estaba centrada en la lucha y en la competencia, sino más bien en la inclusión y la participación.

Referencias y fuentes de información
  1. Andersh, B., & Milson, I. (1982). An epidemiologic study of young women with dysmenorrhea. American Journal of Obstetrics & Gynecology, 144, 655-661.
  2. Al Adib, M. (2018). Hablemos de Vaginas. Madrid: Anaya (Oberon).
  3. Mendelson, Z. (2020). Pussypedia. Paris: Larousse.
  4. Martínez, M. Anticoncepción con sólo gestágenos: beneficios no anticonceptivos. Revisión de los datos, 125-134.
  5. Brooks, P. (1998). Use and benefits of nonsteroidal anti-inflammatory drugs. American Journal of Medicine, 104, 9-13.
  6. ReActiva Sants. (2019). El dolor menstrual no es normal: Cómo te puede ayudar la osteopatía.
  7. Walker, C. (2015). Fisioterapia en Obstetricia y Uroginecología. Madrid: Elviser.
  8. Ciebiera, M., Esfandyari, S., Siblini, H., Prince, L., Elkafas, H., Wojtyła, C., Ali, M. (2021). Nutrition in Gynecological Diseases: Current Perspectives. Nutrients, 13(4), 1178. doi:10.3390/nu13041178.
  9. Blog de Cannactiva. CBD y Endometriosis
  10. Pope, A., Wurlitzer, S. H. (2018). El Poder Indómito. Madrid: Kraicon.
  11. ReActiva Sants. Historia de la Osteopatía
  12. ReActiva Sants. Osteopatía Ginecológica
  13. Eva Federici. Guía de auto masaje cervical en YouTube.
  14. Eva Federici. Guía de autotratamiento del cráneo en YouTube
  15. Eva Federici y Carolina Martignetti. Nutrición saludable y alimentación adecuada para el dolor menstrual (dismenorrea) en YouTube

Eva Federici
Fisioterapeuta, Osteópata especialista en ginecología, Sexóloga. Fundadora del Centro ReActiva Sants

Mi Cesta0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Podemos ayudarte?
Atención de Whatsapp (Lunes-Viernes/ 11am-18pm)