CBD como antiinflamatorio: Propiedades y cómo usarlo

Escaladora usando CBD antiinflamatorio

En los últimos años, el cannabidiol (CBD), un compuesto no psicoactivo presente en la planta de cannabis, ha sido objeto de numerosos estudios por sus propiedades antiinflamatorias, y su potencial beneficio en el tratamiento de algunas afecciones. 

En este artículo, exploramos los mecanismos subyacentes que hacen que el CBD actúe como antiinflamatorio, así como la evidencia clínica y los hallazgos científicos más recientes. Además, resolvemos las principales preocupaciones y limitaciones que existen en torno al uso del CBD como terapia antiinflamatoria y las perspectivas futuras de investigación.

Introducción al CBD y la inflamación

¿Qué es el CBD y qué propiedades tiene?

El cannabidiol, más comúnmente conocido como CBD, es un compuesto de la planta Cannabis sativa que no altera el estado de conciencia y al que se han atribuido distintas propiedades positivas para el bienestar y la salud. 

Dentro del perfil farmacológico del CBD, se encuentra su poder antiinflamatorio. Debido a que es una de sus propiedades más relevantes, a continuación, te explicaremos un poco más sobre el poder antiinflamatorio del CBD.

¿Qué es la inflamación?

La inflamación es una respuesta natural del organismo que ocurre como consecuencia de una lesión, irritación o infección. El propósito de la inflamación es recuperar la integridad o la salud de los tejidos. En otras palabras, el propio sistema inmunitario del cuerpo produce sustancias proinflamatorias, que sirven para atraer a otras células inmunitarias al sitio que se necesita reparar para volver al estado de salud normal.

Por tanto, la inflamación, entendida como una reacción aguda o puntual, es beneficiosa y necesaria para que se produzca una recuperación. Pero, en ocasiones, esta respuesta inmunitaria inflamatoria se convierte en crónica, y puede ser dañina (1). Cuando la inflamación empieza a hacer daño al organismo, el uso de antiinflamatorios es lo más recomendado. Estos fármacos se encargan de revertir o disminuir el proceso inflamatorio.

Propiedades antiinflamatorias del CBD

¿Por qué el CBD es antiinflamatorio?

El CBD es antiinflamatorio ya que es capaz de reducir o inhibir la inflamación a través de su interacción con el sistema endocannabinoide y otras vías de señalización. El sistema endocannabinoide es un sistema regulador clave que ayuda a mantener el equilibrio u homeostasis en el cuerpo, incluyendo la regulación del dolor y la inflamación.

A través de su interacción con el sistema endocannabinoide, el CBD puede activar o inhibir los mecanismos que modulan la respuesta inflamatoria del organismo después de que ocurre una lesión o cuando existe una enfermedad. 

¿Cómo actúa el CBD para reducir la inflamación?

El CBD interactúa con los receptores cannabinoides CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide, que están presentes en todo el cuerpo, incluyendo en el sistema inmunológico. Cuando el CBD se une a estos receptores, puede ayudar a reducir la inflamación al inhibir la liberación de sustancias proinflamatorias.

El CBD es un fitocannabinoide que puede interactuar con el sistema endocannabinoide a través de su agonismo inverso con los receptores CB1 y CB2. Así mismo, tiene la capacidad de activar otros receptores en nuestro organismo que incluyen los receptores vaniloides TRPV1 y los receptores activados por proliferador peroxisomal gamma (PPAR gamma), mismos que están involucrados en la inflamación y la oxidación (2).

Mecanismo de acción del CBD como antiinflamatorio

Una vez que el CBD interactúa con estos receptores o dianas farmacológicas, se activa o modula la maquinaria que ayudará a aliviar la inflamación. Algunos de los mecanismos responsables de las propiedades del CBD como antiinflamatorio son:

  • El CBD inhibe la producción de compuestos que son mediadores de la inflamación como las citocinas y quimiocinas (3). Estas son proteínas proinflamatorias encargadas de atraer las células del sistema inmune al sitio donde se debe generar la inflamación. 
  • El CBD reduce la activación de las células inmunitarias que contribuyen a la inflamación, por ejemplo, las células T (4) y los macrófagos (5).
  • También inhibe las enzimas ciclooxigenasa (COX; 6) y lipooxigenasa (LOX;7). Las cuales están involucradas en la producción de prostaglandinas y leucotrienos, que son mediadores inflamatorios. 

Posibles usos del CBD como antiinflamatorio

¿Cómo ayuda el CBD a desinflamar?

Para ponernos en contexto, los medicamentos o compuestos terapéuticos que tomamos para aliviar el dolor o la inflamación viajan por el torrente sanguíneo hasta encontrar el sitio donde tendrán efecto, esto es porque sus dianas de acción se encuentran en estos sitios. 

El CBD, al tener como diana los distintos receptores que modulan la inflamación, al viajar por el torrente sanguíneo llegarán al sitio donde esté ocurriendo este proceso inflamatorio y por lo tanto se encuentren los objetivos donde puede actuar.

Posible uso terapéutico del CBD como antiinflamatorio

En la investigación científica se ha descrito el uso del CBD como desinflamatorio para las articulaciones, que junto con la capacidad del CBD de modular la respuesta inmune (8) puede favorecer a pacientes con artritis reumatoide (9) y osteoartritis (10).

Además, puede ayudar a dar alivio a la inflamación de la piel, convirtiendo al CBD en un muy buen tratamiento para la psoriasis, el acné y el eczema (11).

Por otro lado, el CBD como antiinflamatorio puede tener efecto en los pulmones y el sistema digestivo (12), lo que lo hace un potencial terapéutico para el asma (13) y la enfermedad inflamatoria intestinal (12).

¿Cuáles son los beneficios del CBD para la inflamación?

Aunado a la capacidad del CBD como antiinflamatorio, el CBD también se caracteriza por sus propiedades analgésicas al tener efectos en los receptores involucrados en la nocicepción o percepción del dolor (14). 

De igual forma, el CBD tiene propiedades antioxidantes, capacidad de reducir el estrés oxidativo. El CBD puede reducir la producción de radicales libres o de interferir con su acción dañina (15, 16). Esta capacidad antioxidante del CBD promueve la salud de las células de nuestro cuerpo e indirectamente reduce la inflamación. 

Ver Aceites de cannabis CBD

Cómo usar cannabidiol para la inflamación

Los estudios han demostrado que el CBD puede actuar como antiinflamatorio aplicado de forma tópica, por ejemplo en cremas de CBD para el dolor, donde puede haber eficacia del CBD como antiinflamatorio y analgésico local.

¿Cuál es la mejor forma de tomar CBD para la inflamación?

Un masaje con la mejor crema de CBD antiinflamatoria puede ayudarte a aliviar el dolor y la inflamación sobre el área afectada por el dolor. Te recomendamos utilizar productos con CBD de fisioterapia de alta calidad, elaborados con aceite de CBD Full Spectrum, para asegurarte que el CBD tenga la potencia adecuada.

También se ha demostrado el uso de CBD para la inflamación por vía oral, a través de cápsulas o gotas de CBD. No obstante, ten en cuenta que el uso oral de cannabidiol no está regulado en algunos países. 

También se ha demostrado el uso de CBD para la inflamación por la vía aérea, como el uso de CBD Vape Pen y vaporizaciones.

Por otra parte, debes saber que el CBD no es un medicamento antiinflamatorio como propiamente los conocemos. Aunque existen estudios clínicos que demuestran sus efectos antiinflamatorios, su uso para todas estas afecciones no está aprobado, al menos, por el momento. 

Si tienes un golpe o inflamación importante y buscas un fármaco antiinflamatorio, es más adecuado que consultes con tu médico las opciones de prescripción disponibles. 

¿Qué dosis de CBD se usa para la inflamación? 

La dosis efectiva de CBD como antiinflamatorio no existe como tal. Te recomendamos consultar a tu médico para informarte sobre el tratamiento más adecuado para el padecimiento específico que requiera la acción antiinflamatoria, así como terapias complementarias de eficacia antiinflamatoria demostrada, tales como la alimentación, el ejercicio o el descanso.

¿Con qué frecuencia debo tomar CBD para la inflamación?

A grandes rasgos, el CBD se utiliza en dosis bajas y se aumenta gradualmente según la tolerancia individual y los efectos deseados. Toma en cuenta que la dosis óptima para cada individuo es muy variable.

¿Hay alguna interacción con otros medicamentos que deba tener en cuenta al tomar CBD para la inflamación?

La inflamación ocurre como un efecto secundario a un daño al tejido o enfermedad primaria. Por lo tanto, existe la posibilidad de que el CBD tenga interacciones medicamentosas con los fármacos que se están administrando para tratar la afección primaria.

Para conocer más sobre este tema, consulta nuestro post sobre CBD e interacciones con medicamentos. Ahí podrás conocer cómo los medicamentos que estás utilizando podrían afectar si utilizas CBD.

Te recordamos que este es un artículo informativo que no pretende prevenir, diagnosticar ni tratar ninguna enfermedad. Su contenido puede complementar, pero nunca sustituir, el diagnóstico o tratamiento de cualquier enfermedad o síntoma. Los productos de Cannactiva no son medicamentos. Consulta con tu médico antes de utilizar CBD.

Referencias
  1. Medzhitov R. (2008). Origin and physiological roles of inflammation. Nature, 454(7203), 428–435. https://doi.org/10.1038/nature07201
  2. Peres, F. F., Lima, A. C., Hallak, J. E. C., Crippa, J. A., Silva, R. H., & Abílio, V. C. (2018). Cannabidiol as a Promising Strategy to Treat and Prevent Movement Disorders?. Frontiers in pharmacology, 9, 482. https://doi.org/10.3389/fphar.2018.00482
  3. Sermet, S., Li, J., Bach, A., Crawford, R. B., & Kaminski, N. E. (2021). Cannabidiol selectively modulates interleukin (IL)-1β and IL-6 production in toll-like receptor activated human peripheral blood monocytes. Toxicology, 464, 153016. https://doi.org/10.1016/j.tox.2021.153016
  4. Kozela, E., Lev, N., Kaushansky, N., Eilam, R., Rimmerman, N., Levy, R., Ben-Nun, A., Juknat, A., & Vogel, Z. (2011). Cannabidiol inhibits pathogenic T cells, decreases spinal microglial activation and ameliorates multiple sclerosis-like disease in C57BL/6 mice. British journal of pharmacology, 163(7), 1507–1519. https://doi.org/10.1111/j.1476-5381.2011.01379.x
  5. Yekhtin, Z., Khuja, I., Meiri, D., Or, R., & Almogi-Hazan, O. (2022). Differential Effects of D9 Tetrahydrocannabinol (THC)- and Cannabidiol (CBD)-Based Cannabinoid Treatments on Macrophage Immune Function In Vitro and on Gastrointestinal Inflammation in a Murine Model. Biomedicines, 10(8), 1793. https://doi.org/10.3390/biomedicines10081793
  6. Cosentino, M., Legnaro, M., Luini, A., Ferrari, M., Sodergren, M., Pacchetti, B., & Marino, F. (2022). Effect of Cannabidiol on Cyclooxygenase Type 1 and 2 Expression and Function in Human Neutrophils. Cannabis and cannabinoid research, 10.1089/can.2022.0008. Advance online publication. https://doi.org/10.1089/can.2022.0008
  7. Massi, P., Valenti, M., Vaccani, A., Gasperi, V., Perletti, G., Marras, E., Fezza, F., Maccarrone, M., & Parolaro, D. (2008). 5-Lipoxygenase and anandamide hydrolase (FAAH) mediate the antitumor activity of cannabidiol, a non-psychoactive cannabinoid. Journal of neurochemistry, 104(4), 1091–1100. https://doi.org/10.1111/j.1471-4159.2007.05073.x
  8. Aziz, A. I., Nguyen, L. C., Oumeslakht, L., Bensussan, A., & Ben Mkaddem, S. (2023). Cannabinoids as Immune System Modulators: Cannabidiol Potential Therapeutic Approaches and Limitations. Cannabis and cannabinoid research, 8(2), 254–269. https://doi.org/10.1089/can.2022.0133
  9. Lowin, T., Tingting, R., Zurmahr, J., Classen, T., Schneider, M., & Pongratz, G. (2020). Cannabidiol (CBD): a killer for inflammatory rheumatoid arthritis synovial fibroblasts. Cell death & disease, 11(8), 714. https://doi.org/10.1038/s41419-020-02892-1
  10. Vela, J., Dreyer, L., Petersen, K. K., Arendt-Nielsen, L., Duch, K. S., & Kristensen, S. (2022). Cannabidiol treatment in hand osteoarthritis and psoriatic arthritis: a randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Pain, 163(6), 1206–1214. https://doi.org/10.1097/j.pain.0000000000002466
  11. Sivesind, T. E., Maghfour, J., Rietcheck, H., Kamel, K., Malik, A. S., & Dellavalle, R. P. (2022). Cannabinoids for the Treatment of Dermatologic Conditions. JID innovations : skin science from molecules to population health, 2(2), 100095. https://doi.org/10.1016/j.xjidi.2022.100095
  12. Martínez, V., Iriondo De-Hond, A., Borrelli, F., Capasso, R., Del Castillo, M. D., & Abalo, R. (2020). Cannabidiol and Other Non-Psychoactive Cannabinoids for Prevention and Treatment of Gastrointestinal Disorders: Useful Nutraceuticals?. International journal of molecular sciences, 21(9), 3067. https://doi.org/10.3390/ijms21093067
  13. Vuolo, F., Abreu, S. C., Michels, M., Xisto, D. G., Blanco, N. G., Hallak, J. E., Zuardi, A. W., Crippa, J. A., Reis, C., Bahl, M., Pizzichinni, E., Maurici, R., Pizzichinni, M. M. M., Rocco, P. R. M., & Dal-Pizzol, F. (2019). Cannabidiol reduces airway inflammation and fibrosis in experimental allergic asthma. European journal of pharmacology, 843, 251–259. https://doi.org/10.1016/j.ejphar.2018.11.029
  14. Mlost, J., Bryk, M., & Starowicz, K. (2020). Cannabidiol for Pain Treatment: Focus on Pharmacology and Mechanism of Action. International journal of molecular sciences, 21(22), 8870. https://doi.org/10.3390/ijms21228870
  15. Atalay, S., Jarocka-Karpowicz, I., & Skrzydlewska, E. (2019). Antioxidative and Anti-Inflammatory Properties of Cannabidiol. Antioxidants (Basel, Switzerland), 9(1), 21. https://doi.org/10.3390/antiox9010021
  16. Ben-Shabat, S., Hanus, L. O., Katzavian, G., & Gallily, R. (2006). New cannabidiol derivatives: synthesis, binding to cannabinoid receptor, and evaluation of their antiinflammatory activity. Journal of medicinal chemistry, 49(3), 1113–1117. https://doi.org/10.1021/jm050709m

Masha Burelo
Investigadora en cannabinoides | Doctoranda en Neurociencia

Mi Cesta0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Podemos ayudarte?
Atención de Whatsapp (Lunes-Viernes/ 11am-18pm)