Beta cariofileno: el único terpeno con propiedades de cannabinoide

Pimienta negra rica en beta cariofileno

Hoy nos adentramos en el fascinante mundo de los aromas del cannabis para descubrir el beta cariofileno, un terpeno excepcional por ser el único capaz de actuar como un cannabinoide. Este compuesto es el responsable del aroma tan especial que desprenden especias como el clavo de olor o la pimienta negra. Sigue leyendo y descubre datos sorprendentes sobre cómo el beta cariofileno enriquece tu experiencia con las flores de CBD

¿Qué es el beta cariofileno y qué efectos tiene este terpeno en el cannabis?

Introducción al terpeno beta cariofileno

El aroma de las flores de CBD Ninja Fruit (Strawberry Kush x Watermelon) recibía a los invitados desde un cuenco de madera colocado sobre la repisa del hall de entrada. “Qué bien huele, ¿no?”, dijo uno de los amigos al entrar en la casa. “Son flores de CBD”, señaló el anfitrión, tratando de disimular el mimo con el que las había dispuesto para aromatizar la bienvenida. “¿CBD? ¡Parecía marihuana, si se huele desde el ascensor!”, se sorprendió el otro. 

Con las confusiones a las que dan lugar a veces las apariencias, empezamos este post. Porque al beta cariofileno le ocurre como a las flores de CBD: parecen una cosa, pero resultan ser otra. Y es que tiene forma de terpeno, pero se comporta como un cannabinoide.   

¿Qué es el beta cariofileno? 

El beta cariofileno es uno de los terpenos más singulares producidos por el cannabis, porque es el único terpeno conocido hasta la fecha capaz de unirse con los receptores cannabinoides CB2, lo que significa que se comporta como un cannabinoide. Por eso puede ofrecer unos beneficios ausentes en otros terpenos.   

El beta cariofileno tiene un aroma especiado y amaderado, ligeramente picante.

Química

Químicamente se clasifica como sesquiterpeno, es decir, un terpeno con una forma molecular grande, compuesto por tres isoprenos de 5 hidrocarburos cada uno, y menos volátil que los monoterpenos (como el limoneno o el linalool). Por eso es uno de los aromas que más permanecen en el cannabis tras el proceso de secado y curado. 

Pero, también, al ser más pesado que otros terpenos, es un aroma más complicado de reconocer, dado que no es tan volátil como otros aromas, y por lo tanto no nos llega al olfato tan rápidamente.

Aroma

Este sesquiterpeno tiene un aroma picante, amaderado y con unas notas herbáceas. ¿Y cómo huele el picante?, os preguntaréis. Valga decir que identificar el beta cariofileno no es tan evidente como rastrear el limoneno o el linalool. Es relativamente sencillo identificar un aroma cítrico y floral, pero hay que hacer un ejercicio olfativo extra para distinguir el aroma del beta cariofileno. 

Si seguir rastros de clavo de olor o de pimienta negra (frutos con altos niveles de beta cariofileno) no os dice nada, pensad en el efecto que provoca inspirar hondo cerca de granos secos de pimienta negra. Automáticamente se os despejará la nariz, ¿verdad? Pues ése es el efecto descongestionante que ocurre al oler una variedad de cannabis con altos niveles de beta cariofileno. 

¿Dónde se encuentra el beta cariofileno?

El beta cariofileno, igual que todos los terpenos, se concentran en el aceite esencial de las plantas. En el caso del cannabis, el beta cariofileno se encuentra en los tricomas de la planta, como el resto de terpenos y los cannabinoides. Los tricomas son esas glándulas resinosas imperceptibles a la vista humana que se forman en los cogollos de cannabis

Aún cuando el ojo humano no permite distinguir con claridad la forma de estas glándulas, sí podemos intuirlas en esa “nieve” blanca o cristales que se forman sobre los cogollos, y también en esa textura pegajosa propia de algunas flores. Ese azúcar glass que nos pringa los dedos es donde está el beta cariofileno; y también el CBD, el resto de terpenos, y la mayoría de los principios activos producidos por la planta. 

Flores de CBD ricas en beta cariofileno

El beta cariofileno es un sesquiterpeno muy habitual en todas las variedades de cannabis, aunque también se encuentra en muchas otras plantas. Aún cuando no sea uno de los tres terpenos principales de una genética, la gran mayoría de cepas de cannabis presentan niveles altos o moderados de cariofileno. 

Puedes encontrar un alto contenido en beta cariofileno en las flores de CBD de las siguientes variedades de Cannactiva:

¿Qué variedades de marihuana son ricas en beta cariofileno?

Una de las variedades de cannabis made in Europe por antonomasia cuyo terpeno principal es el beta cariofileno es la Original Amnesia, cuyos niveles de este sesquiterpeno superan los de cualquier otro terpeno presente en esta genética. El aroma picante al oler un ejemplar de la reina holandesa sativa no es casualidad.  

Al otro lado del charco, y buques insignia del breeding estadounidense que ha sentado las bases para híbridos futuros, el beta cariofileno es un gran protagonista en la familia Cookies y Gelato. De hecho, la mayor parte de variedades descendientes de estas dinastías cannábicas presentan altos niveles de beta cariofileno. Véase la Sherbet o la Weeding Cake

Ya sin THC, en lo referente a flores de CBD, en el caso de la CBD Ninja Fruit y la Zkittlez CBD, el beta cariofileno es el terpeno con mayor presencia, de ahí esa sensación de descongestión al oler cogollos de esta variedad.  

¿Cómo identificar el aroma del beta cariofileno en el cannabis?

El beta cariofileno no es uno de los terpenos del cannabis más fáciles de identificar por el olfato. Al sesquiterpeno que nos compete en este artículo lo reconoceremos por esas notas picantes que notamos a veces en alguna cepa de cannabis. Es ese matiz de trasfondo para cuya percepción es indispensable inhalar hondo, y que nos recuerda a la pimienta negra y nos despeja las fosas nasales

¿Cómo preservar el beta cariofileno en el cannabis?

El beta cariofileno, como otros terpenos, es sensible al calor y a otros factores externos, que pueden hacer que desaparezca con facilidad. Concretamente, éste se evapora a 119 grados (ºC), muy por encima de esta temperatura, más allá de evaporarse, se degradará.

Efectos del beta cariofileno en el cannabis 

Los terpenos en general, y el beta cariofileno en particular, ejercen efectos en nuestro organismo. Si antes se pensaba que los únicos principios activos del cannabis eran los cannabinoides, recientes investigaciones han desvelado que los terpenos también tienen propiedades que ofrecernos. 

Beta cariofileno: el terpeno con alma de cannabinoide

Lo sorprendente del beta cariofileno radica en que ofrece beneficios por partida doble: por un lado, como terpeno, confiere al cannabis un aroma único y modula el efecto de los cannabinoides gracias al llamado efecto séquito. Por otro lado, actúa como un cannabinoide al unirse selectivamente con los receptores CB2, que se encuentran sobre todo en el sistema inmunológico. 

Hasta el momento, los únicos compuestos conocidos capaces de activar el sistema endocannabinoide eran los cannabinoides, es decir, tanto los producidos por el propio cuerpo (los llamados endocannabinoides), como los que se encuentran en el cannabis (fitocannabinoides, como el THC o el CBD). 

De ahí que el beta cariofileno, al ser también capaz de comunicarse con esta red de receptores haya captado la atención de muchos. Este terpeno se une a los receptores CB2 –los mismos sobre los que actúa el cannabidiol (CBD)–, y puede modular la respuesta inmunológica y reducir la inflamación

A diferencia de otros cannabinoides como el THC, el beta cariofileno no produce efectos psicotrópicos, porque los receptores CB2 no están involucrados en la regulación de las funciones cognitivas y emocionales como los receptores CB1.

Cómo afecta el beta cariofileno en la experiencia con el cannabis

Interacción entre el beta cariofileno con los cannabinoides y los terpenos

La presencia de beta cariofileno en el cannabis contribuye al llamado efecto séquito (entourage effect), por el cual los compuestos presentes en la planta, como terpenos y cannabinoides, trabajan juntos para modular y mejorar los efectos terapéuticos del cannabis. 

Esto puede resultar en una experiencia más equilibrada y matizada para el usuario, potenciando los beneficios de los cannabinoides, pero sin aumentar su potencia psicotrópica. De ahí que suela decirse que usar cannabinoides aislados empobrece las propiedades que el cannabis podría ofrecernos.

Un ejemplo de esto es cómo el beta cariofileno potencia las propiedades antiinflamatorias de los cannabinoides CBD y THC. Al interactuar con los receptores CB2 del sistema endocannabinoide, el beta cariofileno refuerza los efectos antiinflamatorios de estos cannabinoides.

En el estudio The Endocannabinoid System, Cannabinoids, and Pain (1), se observó que la administración oral simultánea de CBD y beta cariofileno presenta propiedades prometedoras para aliviar el dolor crónico por el efecto antiinflamatorio y analgésico que producen. 

Además, el efecto séquito también incluye ciertas interacciones que pueden producirse entre terpenos, y no sólo entre terpenos y cannabinoides. En el caso del beta cariofileno, por ejemplo, al consumirse simultáneamente con el terpeno humuleno, se potencian los efectos antiinflamatorios y analgésicos propios del beta cariofileno.

Beneficios del beta cariofileno

El beta-cariofileno presenta un enorme potencial terapéutico para tratar diversas enfermedades, principalmente aquellas relacionadas con la inflamación. Al ser un activador selectivo del receptor cannabinoide CB2, el beta cariofileno ofrece diversos beneficios, como propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y neuroprotectoras. 

Es importante mencionar que gran parte de la investigación actual se ha llevado a cabo en el ámbito de la aromaterapia, o en estudios relacionados con otras plantas ricas en cariofileno, como la pimienta negra. 

Antiinflamatorio

Por un lado, el beta cariofileno ofrece propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras, lo que podría ser útil para tratar condiciones inflamatorias y dolor crónico (2, 3). Cabe matizar que, aunque otros terpenos también son antiinflamatorios, lo que hace único a éste es que actúa mediante vías de señalización distintas, las del sistema endocannabinoide.

Mejora de la calidad del sueño

Se han revisado los efectos del cannabis sobre el sueño (4), y se ha comprobado que los terpenos, además de reducir los síntomas del insomnio e inducir al sueño, mejoran la calidad del sueño.  

En este sentido, y según se extrae de la investigación actual, el cariofileno, el linalool y el mirceno ofrecen efectos analgésicos, ansiolíticos o sedantes (5), pudiendo complementar las propiedades para dormir de otros terpenos y cannabinoides.

Para dejar las adicciones

Se han llevado también a cabo estudios en torno a los terpenos como complementos para dejar adicciones. Por ejemplo, existe un ensayo clínico en el que 48 fumadores de cigarrillos inhalaron el vapor de pimienta negra (muy rica en beta-cariofileno, de forma natural), una mezcla de menta y mentol, o un placebo. Resultó que vapear pimienta negra redujo significativamente el deseo de nicotina, un efecto atribuido a la irritación del árbol bronquial, simulando el acto de fumar cigarrillos, pero sin nicotina ni quema real del material (6).

Esto sugirió que la pimienta negra, por su alto contenido en beta-cariofileno, podría tener un potencial en el tratamiento de las adicciones. En estudios más modernos, se ha probado el beta cariofileno con buenos resultados preliminares para la adicción a la cocaína (7) y a la comida (8).

Otros beneficios descritos

También tiene potenciales beneficios contra la ansiedad y la depresión (9) y ha sido empleado como un citoprotector gástrico (10).

Cannabis medicinal

Los beneficios del beta cariofileno son un área de interés en crecimiento dentro del mundo del cannabis medicinal. El hecho de poder unir las propiedades anteriormente mencionadas a los efectos del cannabis, abre un abanico de posibilidades en la mejora y perfeccionamiento de este tipo de tratamientos. A medida que la investigación avanza y se realicen más estudios centrados en el beta cariofileno en el contexto del cannabis, es probable que se descubran aún más aplicaciones.

Esperamos que te haya resultado interesante este recorrido exhaustivo por las propiedades del beta cariofileno, y que te acuerdes de él en tu próxima experiencia cannábica.

Referencias
  1. Fine PG, Rosenfeld MJ. The endocannabinoid system, cannabinoids, and pain. Rambam Maimonides Med J. 2013 Oct 29;4(4):e0022. doi: 10.5041/RMMJ.10129. PMID: 24228165; PMCID: PMC3820295.
  2. Horváth B, Mukhopadhyay P, Kechrid M, Patel V, Tanchian G, Wink DA, Gertsch J, Pacher P. β-Caryophyllene ameliorates cisplatin-induced nephrotoxicity in a cannabinoid 2 receptor-dependent manner. Free Radic Biol Med. 2012 Apr 15;52(8):1325-33. doi: 10.1016/j.freeradbiomed.2012.01.014. Epub 2012 Jan 31. PMID: 22326488; PMCID: PMC3312970.
  3. Gertsch J, Leonti M, Raduner S, Racz I, Chen JZ, Xie XQ, Altmann KH, Karsak M, Zimmer A. Beta-caryophyllene is a dietary cannabinoid. Proc Natl Acad Sci U S A. 2008 Jul 1;105(26):9099-104. doi: 10.1073/pnas.0803601105. Epub 2008 Jun 23. PMID: 18574142; PMCID: PMC2449371.
  4. Russo EB, Guy GW, Robson PJ. Cannabis, pain, and sleep: lessons from therapeutic clinical trials of Sativex, a cannabis-based medicine. Chem Biodivers. 2007 Aug;4(8):1729-43. doi: 10.1002/cbdv.200790150. PMID: 17712817.
  5. Russo EB. Taming THC: potential cannabis synergy and phytocannabinoid-terpenoid entourage effects. Br J Pharmacol. 2011 Aug;163(7):1344-64. doi: 10.1111/j.1476-5381.2011.01238.x. PMID: 21749363; PMCID: PMC3165946.
  6. Rose, J. E., Behm, F. M., Westman, E. C., & Johnson, M. (1994). Inhalation of vapor from black pepper extract reduces smoking withdrawal symptoms. Drug and Alcohol Dependence, 34(3), 225-229.
  7. Galaj E, Bi GH, Moore A, Chen K, He Y, Gardner E, Xi ZX. Beta-caryophyllene inhibits cocaine  addiction-related behavior by activation of PPARα and PPARγ: repurposing a FDA-approved food additive for cocaine use disorder. Neuropsychopharmacology. 2021 Mar;46(4):860-870. doi: 10.1038/s41386-020-00885-4. Epub 2020 Oct 17. PMID: 33069159; PMCID: PMC8026612.
  8. Alizadeh S, Djafarian K, Mofidi Nejad M, Yekaninejad MS, Javanbakht MH. The effect of β-caryophyllene on food addiction and its related behaviors: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Appetite. 2022 Nov 1;178:106160. doi: 10.1016/j.appet.2022.106160. Epub 2022 Jul 6. PMID: 35809704.
  9. Bahi A, Al Mansouri S, Al Memari E, Al Ameri M, Nurulain SM, Ojha S. β-Caryophyllene, a CB2 receptor agonist produces multiple behavioral changes relevant to anxiety and depression in mice. Physiol Behav. 2014 Aug;135:119-24. doi: 10.1016/j.physbeh.2014.06.003. Epub 2014 Jun 13. PMID: 24930711.
  10. Tambe Y, Tsujiuchi H, Honda G, Ikeshiro Y, Tanaka S. Gastric cytoprotection of the non-steroidal anti-inflammatory sesquiterpene, beta-caryophyllene. Planta Med. 1996 Oct;62(5):469-70. doi: 10.1055/s-2006-957942. PMID: 9005452.

¿Qué plantas son ricas en beta cariofileno? 

Dejando a un lado el mundo del cannabis, encabezando la lista de las plantas más ricas en este compuesto se encuentra el cadillo o mozote (Bidens pilosa), una planta medicinal antiinflamatoria originaria de América del Sur y Centroamérica. Después, se encuentra el clavo de olor, una especia aromática cálida y penetrante, también con propiedades analgésicas y, en tercer lugar, estaría la pimienta negra, que no necesita descripción. Como se puede ver, las plantas ricas en cariofileno son todas ellas muy singulares. También encontramos altos niveles de beta cariofileno en estas plantas (por orden de mayor a menor contenido): la Perilla frutescens, el romero, la Centella asiática, la angélica (Angelica archangelica), el orégano y el sauzgatillo, entre otras. Además, también producen este sesquiterpeno la canela, el lúpulo y la salvia.

Jásminka Romanos
Periodista especializada en comunicación para el sector del cannabis

Mi Cesta0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Podemos ayudarte?
Atención de Whatsapp (Lunes-Viernes/ 11am-18pm)